Introducción

Una cosa es saber las necesidades, y otra es cubrirlas con personas que tengan las cualidades requeridas.

El reclutamiento empieza con la proyección pública de la imagen de la empresa que atraiga a nuevas personas cualificadas. Esto se puede hacer dentro de la propia empresa y fuera:

Desde el interior tiene sus ventajas, como que conoces a los empleados, estos también conocen tu empresa y están familiarizados y también resulta algo motivante el cambio de puesto. Pero los inconvenientes más destacados son la limitación de los empleados y el difícil cambio que supone al trabajador realizar otra actividad en la empresa.

Desde el exterior, fuera de la empresa, el reclutamiento es mucho más amplio. Podrás conseguir a trabajadores poco cualificados simplemente con la adecuada propaganda, en la oficina de empleo o por ejemplo gracias a amigos o familiares. Los puestos de trabajo que requieran alto nivel cualificativo como los directivos se pueden encontrar en Universidades, asociaciones profesionales o instituciones de enseñanza privada.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: