El concepto de segmentación aparece por el hecho de que no todos los consumidores son iguales. Se produce la división del mercado en diferentes grupos de consumidores a los que se les denominará segmentos. De tal forma que se trata de agrupar en cada segmento a colectivos de personas con afinidades comunes o que sean lo más parecido entre sí.

Se pueden emplear diferentes criterios o variables para segmentar o dividir el mercado, los más comunes son los siguientes:

a) Variables geográficas: habitat, barrio, distrito, ciudad, región, nación, continente.

b) Variables sociodemográficas: sexo, edad, tamaño de la familia, nivel de estudios, situación laboral, ingresos, clase social a la que pertenece.

c) Variables psicográficas: estilo de vida, personalidad del consumidor.

d) Ventajas buscadas por el cliente: aspectos más destacables del producto para el consumidor, que constituyen los motivos principales por los que adquiere el producto.

e) Comportamiento de compra y consumo: momentos y frecuencia de uso del producto, número de veces que lo ha comprado, grado de fidelidad a una marca, sensibilidad al precio.

Este tipo de variables no tienen porqué ser útiles en todos los mercados. Cada vez se utiliza más el estilo de vida de los consumidores para segmentar.

La utilidad de una segmentación correcta es la de permitir una mejor adaptación de la empresa al público al que se dirige.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: