¿Puede a priori establecerse qué dimensión debe tener una empresa? Dicho de otro modo, ¿Deben existir empresas grandes y pequeñas? O por el contrario, ¿El tamaño de las mismas debería ser único por existir una dimensión considerada óptima?

Difícilmente podremos establecer a priori la dimensión óptima que debe tener una empresa.

La razón de esta respuesta es la no existencia de una dimensión óptima para una empresa determinada. Está claro que cada empresa tendrá su dimensión óptima y no tiene por qué ser igual la dimensión de una empresa con la de otra, pues como dice Garrido Buj un taller de reparación de automóviles con 200 operarios sería grande, mientras que una empresa dedicada a la fabricación de los citados automóviles que contara con el mismo número de empleados sería considerada insignificante. Por tanto, cada proceso productivo condiciona en gran medida la dimensión de la empresa dedicada al mismo.

Aparte esto, añadiremos que la dimensión óptima de una empresa puede alterarse como consecuencia de las oscilaciones de mercado y consecuentemente las variaciones de producción.

Cuando queremos crear una empresa habremos de estudiar detenidamente la dimensión que deberá tener, pues si caemos en una infradimensión, es decir una dimensión por debajo de la supuesta óptima para esta empresa, no seremos competitivos en el mercado; por el contrario si caemos en una sobredimensión tendremos muchos costes por inactividad y al querer disminuir los costes disminuyendo la dimensión nos encontraremos con la histéresis de los costes que nos mantendrá unos costes igualmente elevados.

Actualmente se está instaurando el sistema japonés «Just-in-time», el cual parte de una filosofía de stock cero. Lo que se quiere con él es hacer trabajar la empresa de manera que siempre esté en su dimensión óptima.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: