Para el trabajador el salario, además de representar su medio de subsistencia y su nivel económico-social, es el contravalor de su trabajo realizado y un exponente de la categoría que tiene en la empresa.

Además, el salario representa un coste del producto, con lo que el empresario intentará siempre rebajarlo hasta un mínimo para poder gozar de beneficios y no perder competitividad con otras empresas, pero todo ello bajo unas condiciones mínimas que deben cumplir los salarios, que son entre otras:

1. Deberán ser suficientes para cubrir las necesidades fisiológicas y psicológicas de los trabajadores, así como de sus familias (comida, vivienda, ropa, educación, etc.).

2. Deberán estar en relación al puesto de trabajo desempeñado. Para ello existen unos baremos según las categorías.

3. Deberán ser similares con las empresas de su entorno para evitar los desplazamientos a las de mejor retribución.

4. Deberán estar ligados al rendimiento, por ello deberán existir unas primas o incentivos.

5. Deberán estar ligados también al resultado económico de la empresa participando en los beneficios obtenidos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: