En un pequeño pueblo de Lleida, Rocallaura (Cataluña) se apareció la virgen. Pero se apareció para quedarse, después que el cura ante las broncas de los feligreses, recapacitó y devolvió al pueblo lo que era suyo.

La virgen del Tallat es una talla del siglo XIV de mármol de 25 centímetros de altura y de incalculable valor. Desde hacía más de 30 años, una familia del municipio custodiaba la talla para evitar robos a peticion del antiguo rector de la zona. Para las grandes celebraciones se devolvía la imagen a la parroquia y al terminar se guardaba otra vez en casa de la famila de Cal Miguel en la caja fuerte.

 

 

fotografia

Pero ocurrió que el pasado mes de junio al finalizar un acto religioso, el cura Pere Lluís Ramón, se negó a devolver la talla para ser guardada, alegando que debía permanecer en un lugar más seguro. Y en el altar, una talla igual pero de yeso. Los vecinos pusieron el grito en el cielo, nunca mejor dicho, pero como venía la fiesta de la virgen en agosto, decidieron esperar para ver que hacia el cura.

 

fotografia

El pasado 15 de agorto festividad de María, esperaban que el cura "protector" de la talla, la pusiera en su lugar para la celebración, pero no fue así y en su lugar estaba la replica de yeso. La paciencia de los habitantes de Rocallaura explotó. Se vivieron momentos de gran tensión. y como en una película de Buñuel, todos los vecinos persiguieron al cura y lo rodearon, increpandolo. Ante posibles agresiones aparecieron los Mossos d´Escuadraque tubieron que escoltar al cura hasta su coche.

 

fotografia

Al día siguiente la virgen llego en un taxi, y el cura aún no ha dicho en que lugar la tenía guardada. Los vecinos, como era de esperar ya están recogiendo firmas para pedir el relevo del párroco, mientras el alcalde está considerando la decisión de declarar al cura persona "non grata" en el municipio. No obstante, como eran amigos ha comentado, "Reconocer los errores es de sabios y esto es lo que ha hecho ahora". Pero al pueblo no hay Dios que le engañe y ha comentado que esta talla "tiene un valor incalculable para nosotros, y esta traición no se olvida", además añaden que "hasta algunos del pueblo que ni siquiera van a misa, vienen el día de la Virgen para besarla".

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: