croquis de la cultura

La propuesta de entender la cultura como la mejor herramienta del desarrollo es especialmente factible en el contexto latinoamericano, donde a diferencia de los modelos tradicionales Europeos, la cultura es el motor (no el factor) de procesos como el crecimiento económico, el bienestar humano, la calidad de vida, la gobernabilidad, la difusión de los valores democráticos o la desactivación de conflictos locales si se acompaña de justicia social.

"Cada cultura es una concha en la que oímos voces que nos dicen lo que somos y lo que fuimos, lo que hemos olvidado y lo que podemos ser", asegura Carlos fuentes, escritor Mexicano, se refiere a un nuevo tipo de latinoamericano, más refinado y fiel a su felicidad, un ser humano integral, comprometido con un destino superior, que explore sus más altas potencialidades e intente el ejercicio teórico del pensamiento y, a la vez, el ejercicio práctico de vivir mejor y practicar las artes para su placer estético y para responderse a si mismo y a su comunidad los más importantes cuestionamientos, como cuál es nuestra vocación, por dónde debemos trazar el camino del futuro, que debemos hacer para no enfermarnos de tristeza, y para todo ello tenemos la "CULTURA", en todos sus niveles, desde la popular hasta el elitista, pero toda, explorando el sentido del humanismo y la ruptura con la barbarie.


"La Cultura tiene la capacidad de cambiar el curso del desarrollo y la historia misma. Así, cuando se piensa en desafíos, la cultura es el mapa más certero para orientar la tarea de construir el mundo" En una región con evidentes desventajas económicas, la riqueza y la diversidad cultural son las herramientas más eficaces para establecer ventajas competitivas con el resto del mundo. Los retos son inmensos: Utilizar el patrimonio cultural al servicio del desarrollo para rescatar las historias de la historia, o propiciar el acercamiento respetuoso de los grandes medios de comunicación e información hacia las culturas autóctonas. La cultura no es simplemente "un factor de" sino una fuerza básica motriz.El inmediato futuro exige profundizar la relación entre cultura y desarrollo. A la cultura influyen científicos, académicos, pensadores, políticos, indígenas, lideres populares, y todos, sin excepción, aportan a conformar esa serpiente viva, invasiva y procreadora de ritos, tradiciones, fiestas y expresiones artísticas, que es la vida cultural.

 

PRESERVAR LAS LENGUAS

Dentro del terreno de lo intangible en lo cultural, se debe conceder gran importancia al patrimonio lingüístico. Es claro el valor patrimonial, estratégico y aglutinante de la lengua en tiempos de globalización. Nuestra diversidad lingüística es un bien precioso, y permitir que desaparezca es disminuir el acervo humano de instrumentos, pensamiento creativo y comunicación. Se calcula que cerca de 90 por ciento de las lenguas habladas en América desaparecerá este siglo. Es necesario entonces prestar ayuda a las lenguas amenazadas mediante descripciones gramáticas, léxicos y grabaciones. 

 

Para terminar la cultura es una posibilidad de que los más débiles se hagan oír y que su voz se escuche en un espacio mediático verdaderamente plural. Lo que no puede hacerse bajo las banderas de la cultura es marginar grupos humanos, étnicos o sociales en nombre de su singularidad cultural.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: