“Nuevas investigaciones en el campo de la psicología indican que el culto a los famosos está empezando a ocupar el lugar de la religión en la vida de mucha gente”, expone el psiquiatra Raj Persaud en el diario londinense The Sunday Times. El doctor Persaud afirma que cuanto más débiles son las convicciones religiosas, mayor probabilidad hay de “adorar” a los famosos como Maycol Jackson, Briney Spears y otros. Esta forma de culto se observa en quienes están dispuestos a pagar altos precios por objetos que alguna celebridad haya tenido o incluso tocado. Los “adoradores de famosos” también adoptan los valores y el estilo de vida de su ídolo preferido, a quien suelen considerar incapaz de cometer fechorías y a quien “hay que tratar con indulgencia, pues se rige por normas incomprensibles para el común de los mortales”. La repercusión que tienen en la gente se nota también en las ganancias que rinden los productos que ellos anuncian y en que el público copia sus decisiones en cuestiones importantes de la salud. “Se deduce entonces que nuestro culto a las celebridades ciertamente las convierte en los seres más poderosos del planeta: el equivalente a dioses entre nosotros”.

maycol y britney

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: