normas básicas higiene y cuidado

Para prevenir y evitar la aparición de determinados problemas en los pies de las personas que practican deporte, junto a una correcta elección del calzado, son imprescindibles la realización de determinados hábitos que cuiden esta parte tan sensible de nuestro cuerpo.

Las principales lesiones que pueden aparecer si no prestamos la suficiente atención al cuidado e higiene de nuestros pies, serán: ampollas, grietas (sobretodo en talones) y rozaduras. Además todas estas lesiones pueden infectarse si no son tratadas adecuadamente, lo que retrasará la vuelta a la práctica deportiva.

Para intentar protegernos de estos desagradables problemas, debemos realizar un correcto cuidado de los pies, cuyas normas más básicas son:

1.- Lavado de los pies.

No debemos lavar los pies con agua caliente antes de una práctica deportiva, esto ablanda la piel y favorece la aparición de ampollas y grietas. Es mucho más recomendable el lavado con agua templada-fría y un jabón de pH neutro.

2.- Antitranspirantes

.El uso de un anti-transpirante disminuirá la sudoración y por tanto la aparición de hongos.

3.- Masaje en los pies.

Realizar al menos 2 veces a la semana masaje de 10-15 minutos en los pies con leche o crema hidratante. Los movimientos para estos masajes deben siempre favorecer el drenaje venoso y linfático de la zona.

4.- Podólogo.

Debemos acudir al menos 1 vez al año a la consulta de podología, fundamentalmente para la corrección de todas aquellas anomalías que puedan provocar lesiones. No siempre los remedios caseros contra callos, uñeros o verrugas plantares son la mejor solución.

5.- Estudio de la pisada.

Un análisis biomecánico de nuestros pies, tanto en posición estática como dinámica, donde se nos puede recomendar el uso de plantillas o un determinado tipo de calzado que se adapte a nuestras circunstancias personales, previene un gran numero de lesiones, no solo en los pies. Existen gran cantidad de lesiones deportivas, como dolores de espalda, tendinitis, sinovitis y otras, causadas por una mala posición del pie durante la marcha o carrera.

Por último, debemos recordar que junto a la correcta elección del calzado, no es menos importante la de los calcetines que vayamos a usar y que deberá también adaptarse a tipo e intensidad del deporte que practiquemos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: