cerebro habitos que dañan

El CEREBRO es uno de los órganos principales de nuestro cuerpo (posiblemente el más importante), ya que el cerebro se encarga tanto de las funciones conscientes que realizamos, hasta las inconscientes, como: respirar, digerir los alimentos, hacer latir al corazón, combatir enfermedades y dormir. Con él percibimos lo que ocurre a nuestro alrededor, razonamos, e incluso, es el responsable de mantenernos con vida y el que guarda nuestra esencia y personalidad. Pero como todos los órganos de nuestro cuerpo, el cerebro no está exento de ser afectado por nuestras actividades diarias y HÁBITOS que pueden dañarlo. Descubre qué hábitos lo dañan (y los cuales, al hacerlos a la inversa, lo benefician), estos son:

Falta de estimulación:

La falta de interés en tu superación personal no sólo puede limitarte profesionalmente, sino que además de impedir tu progreso como persona, puede acostumbrar a tu cerebro a realizar las funciones básicas. Por ello, la lectura, actividades físicas que demanden concentración y coordinación o aprender habilidades numéricas, puede salvarte de padecer enfermedades de este órgano.

Hacer trabajar al cerebro cuando estamos enfermos:

Trabajar o estudiar cuando estamos enfermos puede forzar al cerebro, dañándolo.

Fumar, inhalar aire contaminado o dormir con la cabeza cubierta:

El cerebro es uno de los órganos del cuerpo que más demanda oxígeno. Si se le da aire contaminado o grades cantidades de dióxido de carbono (expulsado con nuestra exhalación), puede causar que el cerebro disminuya su tamaño, favoreciendo al Alzheimer y disminuya su eficiencia.

Dormir poco:

La falta de sueño por periodos prolongados, causa la muerte de miles de neuronas.

No desayunar:

El no desayunar baja nuestro nivel de azúcar en la sangre, la cual provee al cerebro de todos los nutrientes que necesita, y si el cerebro no los recibe causará su degeneración paulatina.

Comer en exceso:

Comer de más causa que las arterias del cerebro se endurezcan, disminuyendo su capacidad.

Consumir muchos azúcares:

Los altos niveles de azúcar impiden la absorción de proteínas y nutrientes, afectando el desarrollo y funcionamiento del cerebro.

Dedica un poco de tu tiempo a aprender cosas nuevas, aliméntate sanamente e incúlcate hábitos positivos; estas son las mejores recomendaciones para mantener tu cerebro sano. Recuerda que si bien es cierto que no se puede evitar envejecer, podemos hacerlo con “estilo” y con todo nuestro cuerpo funcionando correctamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: