esclavitud

ES CUESTIÓN DE VALORARSE

EL RESPETO COMIENZA POR UNO MISMO - ES CUESTIÓN DE VALORARSE

Si tú no te valoras a ti mismo, ¿quién te valorará? Si queremos ser tratados con RESPETO, debemos demostrar primero que nos respetamos a nosotros mismos. O, dicho de otro modo, si no nos respetamos, los demás tampoco lo harán. Y las consecuencias de nuestra actitud pueden no gustarnos.

No es necesario revocar los recuerdos de la reciente crisis económica y la consecuente destrucción de miles de empleos. Muchos de los trabajos que han sobrevivido o resurgido parecen esclavizantes debido a las malas condiciones (largos horarios laborales, sueldos bajos, eliminación de las pagas extras y la bolsa de las vacaciones…). Y parece que lo más fácil es integrarnos en estos nuevos trabajos y aceptar las condiciones pésimas en vez de buscar las verdaderas oportunidades.

 

No puedo ir al baño, porque tengo que trabajar.

No puedo ir a comer, porque tengo que trabajar.

No puedo beber, porque tengo que trabajar

No puedo librar un día, porque tengo que trabajar.

No puedo solicitar mis vacaciones, porque tengo que trabajar.

No puedo irme a mi hora, porque tengo que trabajar.

No puedo pedir la baja cuando estoy enfermo, porque tengo que trabajar.

................


Y así podríamos seguir con la lista ante el creciente miedo de quedarnos sin el empleo que nos permite malvivir. Preferimos dejar de reclamar nuestros derechos antes de buscar otras salidas. Las oportunidades están ahí afuera. Pero es necesario buscarlas y reconocerlas.

Mientras no nos valoramos y nos vendemos a bajo precio permitiendo que hagan con nosotros lo que quieran, la situación no va a cambiar para mejor. Tampoco es suficiente que tan solo unas cuantas personas aprendan a valorarse, es cuestión de cambiar todas aquellas personas que se encuentran en esta situación.

Nadie tiene autoridad sobre ti, a menos que tú se la des. Es cuestión de valorarse. El respeto empieza por uno mismo.

Nos acostumbramos fácilmente a soportar situaciones difíciles creyendo que es la única salida a nuestro mal. Es cierto que necesitamos un empleo, trabajar para ganarnos la vida. Pero, esta situación no debe estar condicionada a soportar malos tratos en nuestro ámbito laboral ni falta de respeto de nadie hacia nadie.

Si queremos mejorar en la vida y tener éxito, es hora de:

1) Valorarse a uno mismo

2) Hacerse respetar

3) Buscar alternativas

¿Qué alternativas hay?

Opciones hay muchas; éstas dependen en gran cantidad de la situación particular de cada uno. Dos ejemplos son el auto empleo y la renovación personal. Son cada vez más las personas que, gracias a la crisis, han cambiado el rumbo de su vida y han convertido la crisis en una oportunidad de éxito. Situación que no hubiese ocurrido nunca hubiésemos pasado por la crisis. El éxito les ha llegado porque no han temido el cambio. Han tenido el valor de valorarse a sí mismas y de ir en pos del cambio.

Ha llegado el tiempo de acabar con la esclavitud laboral. Nadie tiene autoridad sobre ti, a menos que tú se la des. Es cuestión de valorarse. EL RESPETO EMPIEZA POR UNO MISMO.

esclavitud

esclavitud

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: