tercera edad

No es cuestión de inteligencia sino de edad

Alguna vez se ha dicho, que en la juventud aprendemos y con la edad entendemos. Tal vez lo que se quiere decir con esto es, que la capacidad intelectual de un sujeto a lo largo de su vida, sufre considerables variantes, que dependen de múltiples factores, entre la que destacan la capacidad de procesar la experiencia adquirida que puede ser uno de los valores más importantes.

Partamos de la cuestión siguiente; la inteligencia no es un algo único, una sola destreza o habilidad, sino que consiste en un conjunto de habilidades y destrezas diferentes y relativamente independientes unas de otras, como pueden ser; el razonamiento abstracto, el buen manejo verbal, o habilidad notable para manejar los números. Incluso otra razón para no mezclarlas sería, que aparentemente dependen de la herencia genética. Al final, diferentes habilidades señalan patrones diferentes de cambio a lo largo del período de vida

¿Cuáles son estas diversas habilidades?

Fundamentalmente se pueden dividir en dos grupos. Las habilidades cristalizadas y las fluidas. La inteligencia cristalizada está marcada en real medida por el aprendizaje procedente de la cultura e integra el conocimiento que la persona ha ido acumulando durante su ciclo de vida. Pongamos por ejemplo; procesos cristalizados son; el vocabulario y el conocimiento mecánico. Solo el entrenamiento, aunque sea de alguna manera deficiente, puede enseñar a una persona el contenido de su vocabulario y el conocimiento mecánico.

científicos

Por otro lado, las habilidades que conforman la inteligencia fluida, de ellas la más poderosa es el razonamiento de las reglas de la lógica, (llamado también el razonamiento inductivo), y también la velocidad intelectual, dos famosos individuos que son “vivos” y “rápidos” y, en parte, solo en parte, la capacidad de memorizar.

En verdad, todos los conocimientos cristalizados no solo se mantienen en el tiempo sino que se incrementan con la edad. Contrariamente, las habilidades fluidas dependen en gran medida bastante más de las capacidades fisiológicas, por lo que tenderán a disminuir en la medida que se avanza en el ciclo de vida.

De ciencias o de letras

Quizás acá esté la explicación, el porqué los científicos y los matemáticos producen la mayor parte de sus obras más importantes, entre los 20 y 40 años de edad, mientras que los hombres y mujeres “de letras” tienden a la creación de sus obras literaria o filosóficas, cuándo sus conocimientos son más profundos.

Conclusión

La primera es; que la velocidad de respuesta disminuye con la edad. Esto nos da una explicación de, los resultados deficientes alcanzados por ancianos (tercera edad), en algunos test basados en la velocidad de pensamiento que en los contenidos explícitos de la inteligencia global. Pero; más lentitud no significa de ningún modo menos inteligencia. De aplicárseles otras pruebas que tengan por intención evaluar el vocabulario general, el conocimiento y la capacidad para integrar información, los adultos de más edad generalmente defienden eficientemente su parcela.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: