El cuerpo espiritual es el que continúa viviendo después de que nuestro cuerpo físico ha fallecido. Dentro del cristianismo, todos creemos en la vida después de la muerte de nuestro cuerpo material, pues Jesucristo nos dijo que él es la resurrección y la vida.

 

El cuerpo espiritual

 

El Cuerpo Espiritual Nunca Deja de Existir

El CUERPO ESPIRITUAL de toda persona nunca deja de existir, y cuando el cuerpo natural fallece, el espíritu sale y se queda en el otro mundo.

La Biblia en 1 Corintios 15:44 nos dice: "Hay cuerpo físico, y hay cuerpo espiritual."

Hay muchas personas que estando en vida, han pasado por algún tipo de experiencia en el espíritu, a veces esto les ha ocurrido cuando han estado cerca de morir, pero también les ha sucedido por otras causas. El Apóstol Pablo fue alguien que tuvo una experiencia en el espíritu; en 2 Corintios 12:2 dijo (hablando de sí mismo): "Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo."

Hace ya más de veinte años viví una experiencia en el espíritu, no voy a comentar la causa de dicha experiencia, pero si quiero decir que al inicio, cuando estaba en el espíritu, yo pensé que me encontraba en mi cuerpo físico, pues la verdad es que al principio cuesta distinguir si uno está en el espíritu o en el cuerpo físico, ya que no se sienten mayores diferencias en los sentidos, principalmente en la vista y el oído. Sin embargo, después de lo acontecido analicé muy bien todo, y puedo asegurar que mi experiencia fue en el espíritu, ya que recuerdo que me sentía muy liviano y por lo tanto, podía moverme con mucha agilidad, algo que físicamente, ya en ese momento, no hubiera podido hacer.

 

El Cuerpo Espiritual ¿A dónde irá?

El CUERPO ESPIRITUAL solo tiene dos caminos a donde puede ir. Uno de ellos es Jesucristo, que dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Y en el libro de Juan 11:25 encontramos a  jesús diciendo que él es la resurrección y la vida; y quien cree en él, vivirá eternamente. Así que si creemos en Jesús y lo recibimos como nuestro Salvador, nosotros ya en el espíritu iremos al cielo.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: