El Cuerpo

El ser humano es un espíritu, que tiene un alma, y que vive en un cuerpo.

El  cuerpo es una estructura compuesta por huesos y carne, que es la parte física o material donde este espíritu habita o mora. 1ª Tesalonicenses 5:23

El Alma

Es el asiento de la voluntad, de las emociones y de la mente, esta es la parte del ser humano que no nace de nuevo cuando se convierte a Cristo, sino que necesita ser renovada y transformada.

La mayor parte de los problemas de un cristiano están en su alma, es decir, en su voluntad, en sus emociones y en su mente, porque aún arrastran cosas del pasado que no han podido vencer.

Lo que necesitan es renovar su alma, y esto se logra a través de la palabra de Dios, la sanidad interior y la liberación. Romanos 12:1-3

Características del Alma:

Las características del alma se pueden comparar a las de un asno. El asno es: desobediente, testarudo, voluntarioso, egoísta, jactancioso, ególatra, inseguro, rudo, exhibicionista, rebelde, orgulloso y arrogante. Esta naturaleza necesita ser renovada y transformada.

El espíritu

Es el hombre interior (esencia que no tiene materia sólida), es la parte inmaterial o invisible del ser humano; y es la naturaleza espiritual que le da la capacidad al hombre de comunicarse con Dios y que a su vez se, se divide en tres partes: Comunión, intuición y conciencia. Proverbios 20:27

Comunión:

Es el medio por el cual nos comunicamos con Dios y desarrollamos relación intima con Él a través de la oración.

Intuición:

Es el testimonio interior por medio del cual el Espíritu Santo nos guia y nos habla. Es el conocimiento inmediato de una verdad sin la participación del razonamiento. Romanos 8:14-16

Conciencia:

Es el medio que nos permite distinguir entre el bien y el mal. La conciencia es el instrumento que Dios utiliza para guiarnos y para que podamos escoger correctamente. Romanos 9:1

¿Que Sucede Cuando el Hombre Muere?

Cuando esto sucede, el cuerpo que fue formado del polvo vuelve a él, o sea a la tierra.

Génesis, 1:7. Formó Dios al hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento (espíritu) de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Eclesiastés, 3:20 y 12:7. Todo va  a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

El espíritu vuelve a Dios que fue quien lo dio.

Eclesiastés, 3:21. ¿Quien sabe  que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

Eclesiastés, 12:7. Y el polvo vuelve a la tierra, como era, y el espíritu vuelve a Dios que lo dio.

El alma es la parte del ser humano que le responde a Dios por sus obras o actos en la tierra, por tanto dependiendo del estado en que se haya ido al momento de la muerte, irá a un lugar de tormento llamado Seol o Hades, ó directo a la presencia de Cristo, podemos observar varios ejemplos bíblicos:

Proverbios, 23: 13-14. Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol. Este versículo hace referencia a la corrección de los hijos, para de esta manera evitar que cuando mueran vayan a ese lugar de tormento.

Lucas, 16:20-31 En este texto encontramos el alma del rico que recibió todos sus bienes en la tierra (menos a Dios en su corazón, y la misericordia, y bondad por sus semejantes), en un lugar de tormento, y el alma de Lázaro, que solo recibió en la tierra males, pero con Dios en su corazón, en el seno de Abraham que viene siendo una representación de Cristo.

Lucas, 23:39-43. En estos versículos podemos ver a un pecador arrepentido, que reconoció y aceptó a Jesús, y la promesa de Cristo que estaría con él en el paraíso, ¿como estaría con él en el paraíso, si iba a morir?. Sencillamente, al morir, su alma iría a la presencia de Cristo.

Apocalipsis, 6:9-10. En este otro texto encontramos las almas de las personas que murieron por haber creído, y aceptado a Cristo en su corazón como Señor y único salvador.

En este caso se dice que las almas se encontraban bajo el altar; el altar es considerado un objeto o lugar santo, por tanto este es un simbolismo de Cristo, lo cual nos indica que estas no estaban literalmente bajo un objeto sino en presencia de Cristo; observe que ellas le hablaban al Señor Santo y verdadero, que no es otro más que Jesucristo, el hijo de Dios.

Amigo que lees este articulo, después de la vida terrenal, hay otra espiritual, y eres tú quien decides aquí en la tierra, a donde quieres ir cuando mueras, a la presencia de Cristo o a ese lugar de tormento llamado infierno.

Si quieres ser salvo e ir a la presencia de Cristo igual que el malhechor crucificado, debes arrepentirte de todos tu pecados, renunciar a toda tu vida de pecado, y prácticas desagradables a Dios, y aceptar a Cristo en tu corazón, como Señor, tu único y suficiente salvador, y guía personal.

Recuerda que solo hay un camino para llegar a Dios, Cristo Jesús, por que no hay otro mediador entre los hombres y Dios. Amen

Enlaces: Matrimonios Homosexuales

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: