En este artículo y los que sigan, se trata de la vida del Señor Nochahua, tal como se le presenta en estos días y los que vengan.

Afincado en algún lugar del Perú, el Señor Nochahua ha vivido varias décadas, las canas que le cubren la cabellera así lo certifican, sus ojos aunque todavía vivaces ya no distinguen lo mismo que en el pasado, la miopía avanza y en las noches levanta la mano a quien saluda o lo saluda sin apreciar de quien se trata en las poco iluminadas calles de la ciudad.

Canas al por mayor,vista disminuída que mejora con gafas potentes que algo le ayudan sobre todo de día, otro aspecto de su aspecto físico es la escasa dentadura que posee, en la cual los vacíos por dientes y muelas perdidas piden a gritos las planchas que le devuelvan la sonrisa abierta de años juveniles.

El señor Nochahua poco  poco ve disminuir su peso por las preocupaciones y tensiones del diario vivir, aumentadas por la inflación creciente que golpea sus escasos Soles que percibe mes a mes.

A pesar de lo antes reseñado en cuanto a su retrato y situación,el Señor Nochahua aunque de figura no muy bien apreciada, mantiene su actividad diaria, sus inquietudes y sueños lo impulsan día a día.

El Señor Nochahua por estos días unió su vida a la pluma, pensar, observar, soñar ,contar.

De esta manera los Cuentos Sueños del señor Nochahua se acumularán poco a poco, como se suma los minutos, horas, días , meses y años de su existencia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: