cuentos que ruborizan

En determinados ambientes la literatura erótica nunca ha sido bien recibida. El argumento principal de la literatura erótica es el sexo, pero no por eso debe convertirse en un género menor. 

En la literatura erótica los principales protagonistas son la sensualidad y la sexualidad a través de ellos surgen relatos de tórridos encuentros sexuales. Y aunque todo lo relacionado con el sexo, siempre ha generado polémica, no por ello dejan de ser historias que centran la atención del público masculino, su mayor consumidor, como del público femenino, ellas en los últimos tiempos muestran un mayor interés por estas historias.

El objetivo de la literatura erótica

La literatura erótica,  tiene un objetivo fundamental y es el  de conseguir que mediante sus relatos el lector se excite y del mismo modo conseguir que sienta un fuerte deseo y si es posible que este le dure el mayor tiempo posible. 

Erotismo de buen gusto sin caer en lo chabacano

No todos los escritores de literatura erótica tienen la misma facilidad para evitar caer en lo chabacano. Es evidente, que jugar con el erotismo y contarlo de un modo fino es fundamental para atraer al lector a la historia que se le está contando y así se conseguirá con mayor facilidad que disfrute más intensamente de la lectura. 

La sociedad y la literatura erótica

Como sucede demasiado a menudo, hay una parte de la sociedad que se opone a este tipo de literatura y la considera un género menor. Muchos la consideran pornografia , otros hablan de cuentos que ruborizan y algunos los ven como cuentos prohibidos.

También muchos se niegan a reconocer que alguna vez en su vida han leído algún relato de tipo erótico.

Leer literatura erótica no tiene nada de malo, el no tener una mente más abierta es una limitación a conocer obras literarias que son auténticas obras de arte. 

Tampoco tiene nada de malo el que el lector se involucre tanto con la historia que termina de leer sintiendo la necesidad de autocomplacerse. 

La literatura erótica no es un género menor,  es literatura que despierta la imaginación y los sentidos y si se cuenta de modo agradable no tiene porqué considerarse como una serie de cuentos para ruborizar. Sino más bien al contrario son obras que permiten al lector que su imaginación vuele hacia los placeres más ocultos y que nunca deben ser considerados como algo prohibido. 

 

 

 

Cuentos que ruborizan

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: