CUENTOS ¿INFANTILES?

Todos, en algún momento de nuestra infancia, hemos leído, o nos han contado algún cuento. Los cuentos servían para darnos ilusión o para asustarnos, según de lo que tratasen.

Pero, ¿nadie se ha dado cuenta de las connotaciones que tienen en su interior algunos de estos cuentos? Algunos incluyen ciertas pistas que hacen pensar en drogas, sexo, alcoholismo, malos tratos, etc.

Podemos poner por ejemplo varios cuentos, entre los que están los 3 cerditos. Este sí que es bueno…, nada más empezar te dice que el primer cerdito te hace una casa de “paja”, y para colmo el lobo, que no es tan feroz, que aparece en el cuento es totalmente alcohólico, si, si, borracho perdido, pues se tira todo el cuento soplando y soplando.

¿A quién se le ocurrió ponerle Blancanieves? Pues a unos padres drogadictos. Con un padre que no aparece en todo el cuento (seguramente las abandonó), y una madrastra puesta hasta arriba de ácido y alucinógenos, sino de qué iba a ver una cara que no era la suya en el espejo y le iba a hablar al mismo.

Y no se queda atrás la propia Blancanieves. Para mí que era un poco ninfómana. Eso de perderse en el bosque con 7 enanos, ¿y a cambio de qué les hacía las cosas de la casa?

Además de estos cuentos hay muchos otros que tienen mensajes escondidos en su interior. Alusión que se hace en Hansel y Gretel… estos dos llegan a una casita de “chocolate”. Y llamaban bruja a la que vivía allí… seguramente por el precio al que lo vendía.

Por eso os digo, que cuando leáis algo, hacedlo bien y meteros (bueno, meteros no) en la piel del autor para desentrañar los entresijos del verdadero texto que se describe en su interior…

Los tres cerditos, uno de los cuentos infantiles de los que hablamos en el post

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: