Este cuento podría ser una historia.

Hay historia que parecen cuentos.

A este cuento o historia le llamaremos....... El cuenta cuento

Era ser que en aquel tiempo, que podría ser ayer o principio del 2.040, Sunjunta y Tetriana jugaban en el jardín del palacio Crok de Monrio.

Era principio de Otoño y lucían los ocres junto con los tallos preparados para lucir las flores de principio de invierno.

Podría ser un día más pero algo flotaba en el aire que hacia a Sunjunta reparar con la mirada a un lado y otro o mejor dicho, enfocaba los sentidos para captar con atención sensaciones que percibía.

También podría ser normal ya que la niña siempre mostró cualidades personales. Sus ojos podían ser centelleantes o lánguidos interrogantes, pero siempre bellos coronados con pestañas ensombrece-doras y cejas perfiladas que jugaban a esconderse parcialmente con el dorado de sus cabellos cuidado.

Tetriana sentada en uno de los columpios hacia esfuerzo para mover y al ver la concentración distraída de su hermana le llama la atención con casi un susurro suplicante y voz dulce le dice......

!Sunjunta, Sunjunta! Por favor lanza-me que quiero llegar a las nubes.

Sunjunta sonriendo se dirige a ella y con voz cariñosa y bien timbrada le dice.

Pero si tu siempre estas en ellas, y ansiando la base del columpio con ambas manos, da unos pasos atrás y lo lanza con todas sus fuerzas mientras grita !A volar!.

!Siiiii! Gritaba Tetriana mientras su pelo dorado como el Sol despejaba su preciosa cara al ir y cubría al volver por el efecto del aire y el movimiento.

Las dos reían con risas educadas y bien timbradas.

Sunjunta volvió a reparar en el ambiente y esta vez si concluyo que lo que llamaba su atención era que los pájaros comunicaban la llegada de un carruaje que se acercaba a lo lejos.

Tetriana, creo que tendremos visita, un carruaje se acerca y según los pájaros va tirado por corceles conocidos. Comento Sunjunta.

En ese caso ha de ser la abuela Crok. Comento Tetriana gritando. Vamos y la esperamos en la verja.

Las niñas saltaban de gozo al ver que efectivamente el carruaje pertenecía a la abuela Crok.

La llegada de la abuela como siempre era un acontecimiento para todos en el castillo. Protocolo con los sirvientes, jubilo, risas, saludos y comida especial de fiesta.

Las niñas estaban deseando que llegara la noche para poder escuchar los apasionantes relatos a los que las la abuela las tenia acostumbradas. Terminada la cena jugaban en el salón cuando Lady Crok hija y madre de las niñas anunciaba que era la ora de subir al dormitorio. En otras ocasiones siempre se quejaban pero esta vez saltaron de jubilo diciendo..

Abuela, ¿subirás para contarnos un cuento?, recuerda que nos lo prometiste.

Llego la noche temprana del Otoño actual.

Las niñas apoyaban las cabezas con sus manos mientras ansiosas esperaban el relato prometido.

La abuela trasmitía felicidad al ver los rostros de las niñas con un bello interrogante de ansiedad.

Acercándose a las niñas comenzó con voz modulada para hacer que su relato tomara forma.

El planeta tierra es una nave espacial en la que todos viajamos.

Es gracioso cuando decimos.. !Que miedo volar!, antes que volar prefiero quedarme en casa. Pero si estas volando, y desde mucho, mucho antes de nacer ya estabas volando.

¿Como es así abuela? Comento Tetriana.

La abuela prosiguió.

Hace cuatro mil quinientos millones de años comenzó la construcción de esta nuestra nave espacial donde ahora vamos todos lo queramos o no, y no te puedes bajar, vivo o muerto aquí estas y aquí te quedaras para ser polvo de nueva vida que seguirá viajando.

Los materiales de construcción llegaron del cosmos que en un cao de choques de rocas mientras tomaba forma esperando la llegada del agua que diseño las bacterias que fueron el principio de la vida a la que pertenecemos.

Nuestro lindo planeta azul vaga por el universo conducido por un conductor excepcional llamado Sol, fuerte y vigoroso rubio resplandeciente que aunque lejos no nos abandona y es al mismo tiempo la mayor fuente de energía limpia he inagotable, el nos da luz y cobijo.

Abuela comento Tetriana, si estamos de viaje ¿donde vamos?

Buena pregunta querida, contesto la abuela. Quizás tu hermana Sunjunta puede contestar esta complicada pregunta y dirigiéndose a Sunjunta pregunto.....

Cariño, ¿Sabrías decir a tu hermana donde vamos?.

Abuela ¿Me estas haciendo una prueba?.

Digamos que si.

Esta vez la mirada de Sunjunta fue dulce he interrogante.

Abuela, todo el mundo sabe que ni siquiera los más sabios científicos en la materia lo saben ¿Como quieres que lo sepa yo?.

La abuela sonrió llena de amor y tomando las manos de la niña comento...

Querida, tu seras una cuenta cuento.

A esto que Tetriana pregunto.

Abuela ¿Que seré yo?.

Tu seras especialista en idiomas cariño, tu predisposición para ello hará de ti una gran comunicadora y no te preocupes por las narraciones, tu hermana le dará forma y las inventara. Sois complementarias y unidas seréis dobles.

Esa noche paso plácida y renovadora de sentidos. La abuela sentada en el cenador erguía su taza de te como cada mañana  acompañada por su muy querida hija Lady Crok, las dos, madre hija conversaban y unas niñas felices que jugaban al "a que no me ves". difícil de esconder por sus vestidos porosos de sedas color marfil azulado.

En ese momento del palacio salio una sirvienta perfectamente ataviada con un uniforme color marino con complementos blanco inmaculado y casi gritando comento.

!Señorita Tetriana, señorita Tetriana!, su profesor de idioma la espera.

La abuela dándole un beso en la frente le comento.

Ves con tu profesor tesoro y aumenta tu sabiduría.

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: