cucaracha

Las cucarachas no son sólo espeluznantes, también constituyen una fuente potencial de alérgenos. Eliminar sus provisiones de alimento y agua puede evitar que visiten su hogar, algo siempre desagradable.

Es posible inhalar los alérgenos procedentes de las cucarachas, que se encuentran en el cuerpo, la saliva y las heces de estos animales. Aunque las cucarachas pueden encontrarse por toda la casa, concentre su campaña de desinfestación donde es más probable que se reúnan: en la cocina.

Elimine sus suministros de alimento manteniendo sus encimeras, los suelos y el fregadero sin comida, ni siquiera migas, restos o manchas. Meta la comida en una sola habitación de la casa para que las cucarachas no transiten por su salón o por su dormitorio. Córteles las provisiones de agua comprobando que pilas, lavabos, fregaderos y frigoríficos no tienen pérdidas y eliminando los trapos sucios y los artículos de papel húmedos, tales como periódicos y envases de cartón.

Espolvoree ácido bórico alrededor de las áreas infestadas para impedir que vuelvan a aparecer. Limpie las superficies de la cocina, incluyendo paredes y techos, con una solución de 70 cl de lejía diluida en 5 litros de agua para eliminar el alérgeno procedente de las cucarachas.

Lo mejor que puede hacer es siempre prevenir, porque es difícil eliminar completamente las cucarachas. Una vez que han alcanzado el nivel de infestación, nada puede servir de ayuda salvo la exterminación. Los pesticidas no solo atentan contra el medio ambiente, sino que pueden remover problemas respiratorios. Lo que es peor: la solución química no es necesariamente eficaz. Si utiliza un pulverizador en su piso pasará al piso de al lado. Y cuando los productos químicos se hayan disipado, lo más probable es que vuelvan.

Lo mejor es patrullar limpiando restos de comida y revisando pérdidas de agua por empezar por desanimarlas antes de que el problema se agrave.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: