Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

Los cuatro evangelistas en torno a Jesucristo

LOS CUATRO EVANGELISTAS EN TORNO A JESUCRISTO.

 Evangelistas o tetramorfos en torno a Jesucristo

Existe dentro del cristianismo la representación iconográfica de los llamados tetramorfos, que debe su nombre a la integración de cuatro elementos – que en este caso son seres--, ubicados alrededor del Pantocrátor (Dios Todopoderoso; Cristo sentado en su trono en actitud de bendecir con la mano derecha y sosteniendo con la izquierda el libro de los evangelios). Dicha representación religiosa se deriva de una visión experimentada por el profeta Ezequiel, quien narra en las Sagradas Escrituras el hecho de haber observado cuatro criaturas que de frente poseían rostro humano y de espaldas, tenían rostro animal, mientras que San Juan habla en el Apocalipsis, de cuatro ángeles zoomorfos que rodean al Pantocrátor.

A partir del siglo VI los tetramorfos comenzaron a ser relacionados con los cuatro evangelistas, siendo el símbolo de San Mateo, el hombre, debido a que inicia su evangelio con el planteamiento de la genealogía de Cristo como ser humano.

San Marcos está representado por el león, pues en su evangelio enfatiza la voluntad de Cristo y comienza hablando de Juan el Bautista cuya fuerza al predicar se asemejaba a la del león. Recordemos que el Bautista es identificado como “la voz que clama en el desierto”, pues abrió camino a la presencia pública de Jesucristo.

San Lucas está asociado a la imagen del toro, por como aborda la fuerza sustentada en el profundo sentir de Cristo y la manera en que sus parábolas estaban impregnadas de amor, misericordia y justicia, además de que Marcos inicia su evangelio hablando del sacrificio de Zacarías; de lo que también se infiere como tema el amor que en gran medida implica dicha cualidad.

El último evangelista que integra el conjunto de los tetramorfos es Juan, identificado en torno al Pantocrátor con el águila, pues aborda la figura de Cristo en su profundo sentido místico, planteado con sencillez; pero con gran contenido que se revela en proporción al tiempo, sensibilidad y dedicación que se otorgue a su lectura. El águila es la elevación espiritual que conduce a Dios y la unión con su excelsa presencia.

Otras interpretaciones referentes a los tetramorfos los relacionan con las cuatro estaciones del año, las cuatro cualidades divinas (Amor, Justicia, Poder y Sabiduría), los cuatro elementos, los profetas mayores del Antiguo Testamento, los cuatro ríos del Edén, los Doctores de la Iglesia, los puntos cardinales y los temperamentos humanos.

Cabe señalar que los ríos del Edén mencionados en la Biblia, son Gihón que rodeaba Cus, actualmente Etiopía; Pisón (que rodeaba un lugar conocido como Havilá), el Tigris o Hidekel que corría al oriente de Asiria y el Éufrates.

Los cuatro profetas mayores, son Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel.

Los cuatro Doctores de la Iglesia son San Ambrosio, San Agustín, San Jerónimo y San Gregorio.

Por último, los cuatro temperamentos humanos – según Hipócrates—son el colérico, sanguíneo, flemático y melancólico. Si ubicamos cada elemento tetramórfico en torno al Pantocrátor, es posible notar que si los uniéramos con una línea imaginaria, el resultado sería un círculo --la figura perfecta-- con Dios en el centro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: