Las cuatro estaciones y la mitología griega

La mitología griega, usó el mito de Perséfone para dar a conocer su partícular versión sobre las cuatro estaciones

Pero, con lo que no contaban los antiguos griegos era, con los constantes cambios que se producen en la naturaleza con lo que el mito de Perséfone y la visión de las cuatro estaciónes que se transmite a través de él, podría no resultar tan real.

Nace el mito de Perséfone

Perséfone, fue hija del dios Zeus y de la diosa de la agrícultura, Deméter. Su historia comienza un día  en el que Perséfone, se encontraba junto a algunas ninfas recogiendo flores, de repente notó  que la tierra se abrió y de ella salió Hades, que era el dios del inframundo, éste al verla no dudó en raptarla. 

A partir de aquél momento, Perséfone, pasó a ser la diosa del inframundo, una joven y temerosa doncella, a la que nadie podía nombrar. 

Deméter, sufrió tanto por el rapto de su hija que decidió no volver a cultivar la tierra. 

Si la tierra no se cultivaba, los habitantes morirían por poblar una tierra que era infértil, ante lo que Zeus, mantuvo una conversación con su hermano Hades para pedirle que Perséfone fuera liberada. Hades, accedió a hacerlo, pero puso como condición que Perséfone no podía consumir nada hasta que no hubiera abandonado del todo el inframundo. 

Llegó el momento de liberar a Perséfone

El día que iba a ser liberada, Deméter bajó al inframundo para llevársela con ella. Pero Hades, no estaba por la labor de dejarla ir sin más por lo que le tendió una pequeña trampa, dejó en el camino de salida unas semillas de granadilla, Perséfone no pudo resistir la tentación y se las comió. Ante lo cual no le quedó más remedio que acceder al trato que le propuso Hades. 

Las cuatro estaciones y la mitología griega

El pacto al que llegaron consistió en que Perséfone, pasaría 6 meses con Hades y otros 6 meses con Deméter. Y es aquí dónde surge el mito de las cuatro estaciones, puesto que los 6 meses que tenía que pasar en el inframundo eran los de invierno, durante los cuales todo era triste  y gris, y las hojas de los árboles se caían. Mientras que los 6 meses que pasaba con su madre, todo era alegría y color, puesto que los árboles volvían a florecer y las cosechas daban sus frutos. 

 


 

 

 

 


Las cuatro estaciones y la mitología griega

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: