fotografia

Lo pide el Obispado de Mallorca que se ha personado de acusación particular contra un grupo de jóvenes que protestaba contra la Ley del Aborto y que interrumpieron una misa en 2014 en la Iglesia se San Miguel en Palma de Mallorca gritando frases en favor del aborto libre y gratuíto. Según el Obispado los manifestantes "hirieron los sentimientos religiosos de los presentes creando una situación de gran inquietud".

footgrafia

Un total de seis personas integrantes de la Asociación Arran Palma fueron detenidas por los supuestos delitos que infringen los artículos 523 y 524 del código penal que hace referencia a los castigos por la alteración de ceremonias religiosas e su lugar de culto. Las penas máximas que contempla este antiguo código penal alcanzan los seis años de cárcel.

fotogarfia

"Continuaremos llamando a la movilización y a la desobediencia civil para defender los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres. No toleraremos ninguna interferencia ni política ni eclesiástica en nuestro cometido", han comentado los integrantes de esta organización independentista. Formación que está compuesta tanto de hombres como de mujeres, por lo que no es solo una agrupación claramente feminista.

El Obispado de Mallorca, según parece, lo que pretende es que los jóvenes pidan perdón, y manifiestan que su denuncia va contra la interrupción de la misa, no contra la protesta por la Ley del Aborto, una bonita manera de echar balones fuera. Ahora lo que no se sabe es de que forma estás jóvenes pueden evitar ir a la cárcel.

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: