Las Tasas de rebote son una de las métricas que toman en cuenta los servicios de seo profesional. Estas tasas de rebote son también las primeras variables que analizamos cuando queremos determinar si nuestro website es un éxito o un fracaso. Pero intentaremos en este artículo aclarar algunos conceptos relacionados con las tasas de rebote ya que la mayoría de las veces son analizadas de manera inadecuada. Por supuesto que desearíamos que todos los que entran en nuestro website se tomen su tiempo, naveguen por nuestras páginas, e, idealmente, que lo recorran todo. Pero esto es imposible.

 

Qué es un rebote para Google. Para Google los rebotes no tienen que ver con el tiempo que un visitante pasa en una página. Un rebote es definido por el porcentaje de páginas únicas que un visitante recorre desde el momento en que entra al sitio web. Es decir, si un visitante entra a nuestra web, lee una página y se va sin pinchar en ninguno de nuestros enlaces, saliendo por la misma página que entró, esto es considerado un rebote. Ahora bien, es obvio que no todos los rebotes son malos, o son una señal de que algo anda mal. Esto es así porque no todos los sitios web son iguales en su estructura, contenido, o call-to-action propuesto.

 

Al analizar las métricas de un blog, las tasas de rebote no suele ser una métrica que verdaderamente tendría que importarnos. Esto significa que el lector llegó a nuestro blog, leyó el artículo que buscaba y se fué. A esto llama Google rebote. A pesar de ello, para nosotros, es un éxito porque hemos logrado que la persona lea nuestro contenido. Es cierto que un análisis detallado de las tasas de rebote, donde se pueda determinar cuáles páginas son más sensibles a este efecto, puede darnos una idea muy acertada de la segmentación de nuestra web. Por ejemplo, es interesante estudiar la relación entre consultas y páginas visitadas, y cuáles tienen las tasas de rebote más altas, pues esto nos indicaría que esa Keyword no es indicada para nosotros. Vale decir que si el usuario llega a nuestra página buscando "destapaciones en Málaga" y se va inmediatamente, sin contratar nuestro servicio ni llegar a la página de contacto, esta visita es inútil (tal vez el objetivo de nuestra web no sea precisamente ofrecer destapaciones en Málaga, aunque aparezcamos bien posicionados para esta frase clave).

 

Lo mismo sucede con las landing pages. En este caso, la tasa de rebote será un poderoso indicador de que nuestros esfuerzos de marketing online no están funcionando adecuadamente, pues, lo que desearíamos es que a partir de las landing pages el usuario concrete la call-to-action, lo que inevitablemente lo llevará a visitar otras páginas de nuestra web.

 

 

Puede colocar este post en su sitio, siempre y cuando cite como fuente a www.vpa-internet.com.ar/blog

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: