Ingredientes para 4 personas:

- 2 berenjenas

- ½ litro de leche

- 2 cucharadas soperas colmadas de harina

- 1 huevo

- ½ cebolla

- 30 g de mantequilla

- pan rallado

- aceite

- sal

Preparación:

Se asan las berenjenas -se lavan bien y se secan con papel absorbente, se untan con aceite y se ponen en una bandeja de horno, mientras están cociendo se les van dando vueltas para que queden asadas por todas partes-. A medida que la piel se va poniendo negra se sacan del horno, se meten en una cacerola y se tapan. Una vez se hayan enfriado y ya estén bien cocidas, se parten por la mitad y con la ayuda de una cuchara se saca la pulpa y se reserva en un plato.

En una sartén se pone la mantequilla a fuego lento, una vez fundida se le añade la cebolla rallada fina, se remueve bien y antes de que tome color se añade la harina y la leche, siempre removiendo bien con una cuchara de madera para evitar que se formen grumos.

Es importante no parar de remover hasta que la masa se haya espesado. A continuación se le añade la pulpa de berenjena, triturada y se va removiendo hasta que quede una pasta bien homogénea.

Se sala y, cuando la pasta empieza a desengancharse de la sartén, se aparta del fuego y se extiende sobre un plato, dejándola reposar hasta que se enfrie.

A continuación se cogen trocitos de masa, se les da la forma de una croqueta con la mano (se pueden también utilizar dos cucharas grandes), se pasan por huevo batido y pan rallado y se frien en una sartén con abundante aceite, hasta que estén bien doradas.

El acompañamiento ideal para estas croquetas es una ensalada verde, aunque podemos servirlas con cualquier tipo de guarnición.

Croquetas de berenjenas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: