El crochet, o también llamado ganchillo o labor de gancho se trata de una técnica que consiste en el entrelazado de hilos de diferentes materiales con la ayuda de una aguja de metal, plástico o madera estilo garfio. Mediante esta labor se pueden crear diferentes piezas o prendas de diversas formas, tamaños y colores. Se cree que el crochet tuvo su origen en culturas como la árabe, china y sudamericana. En Europa, se trata de una técnica que se remonta al siglo XVI y que serviría más adelante en países como Francia o Irlanda como industria casera para sostener pequeñas comunidades que habían sido dañadas por las guerras.

Tipos de crochet

Para la realización de las labores de crochet se utilizan diferentes agujas, que suelen ser de diversos materiales y con un tamaño distinto de gancho, dependiendo del tipo de hilo que se vaya a trabajar. El material más utilizado es el acero, que suele usarse para trabajar hilos finos hasta los 2mm; las agujas son un tanto pesadas pero muy útiles para el hilo y la lana fina. El aluminio, el plástico y el bambú son materiales mucho más livianos, por lo que son idóneos para las labores con hilos más gruesos, a partir de 2 mm. Por último podemos encontrar agujas que combinan varios materiales, normalmente para adoptar una forma más ergonómica a la hora de utilizar la herramienta. Éstas combinaciones suelen ser una aguja con un mango grueso hecha de bambú o plástico siendo la parte superior de materiales más resistentes como el acero, también se suele usar aluminio pero se doblan con más facilidad tras un largo tiempo de uso. También podemos encontrar agujas especiales para realizar crochet afgano o tunecino, se usa una aguja de crochet larga que se llama gancho afgano, es una técnica que combina las dos agujas y el crochet.

Tipos de puntos de crochet

Los tipos de punto de crochet básicos son los siguientes: cadeneta: que se trabaja sobre un patrón lineal, punto enano: se usa para rematar bordes o reforzar la labor, punto bajo -es el punto básico a partir de donde surgen otras variantes de puntos-, punto alto o punto vareta -se realiza haciendo una lazada en el crochet, punto alto doble o vareta doble: se realiza una doble lazada al crochet, punto cangrejo: le da a la labor un acabado tipo resorte, punto salomón: se realiza mediante diferentes nudos , remate piquillo -se remata el tejido con varios picos-, combinación puntos -se combinan diferentes puntos de crochet-, remate bodoque -se suele utilizar en prendas infantiles-, remate ondas -es el remate más utilizado para mantas- y anillo mágico o círculo mágico, que se utiliza para hacer tejidos redondos.

Aplicaciones del crochet

El crochet tiene diversas aplicaciones. Se suele utilizar para hacer manteles, tapetes, mantas, o prendas para niños. Un gorro de ganchillo es un regalo ideal para un bebé. Un chal o chaleco de ganchillo para señora queda muy elegante y se puede combinar con un curioso bolso o un collar de ganchillo. Asimismo, es posible decorar elementos cotidianos de nuestro hogar como tazas, lamparas, floreros o portavelas. El crochet con trapillo -restos de telas de diferentes materiales- es la técnica más utilizada para forrar los utensilios caseros. Es posible encontrar otras aplicaciones en diferentes páginas de crochet en español.

Amigurumi

El amigurumi o crochet de animales se trata de una técnica de origen japonés en la que se tejen diferentes animales a través de las diversas técnicas de ganchillo. Las formas más habituales son de animales, pero también se pueden ver otras formas, como bisutería o bolsos. En Japón suelen ser elementos que se regalan a niños como amuletos de la suerte y van ligados a su personalidad. Se utilizan materiales como la lana o algodón para realizarlos. Actualmente existen muchas ideas para hacer distintos personajes de series de televisión o películas para los niños, como Hello Kitty o Doraemon.

Crochet

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: