CRISTO ME REDIMIÒ.

 

Yo quiero tanto a mi Cristo, porque a mi el me a redimido, porque a mi el me a perdonado.

Yo le estoy agradecido, porque yo estaba perdido, pero a mi el me a rescatado.

Ahora con gusto le sirvo, a mi amado Jesucristo, porque a mi el me a libertado.

De lo terrible del vicio, que recibí de castigo, por mi maldito pecado.

Cristo quiere hacer lo mismo, contigo querido amigo, ya deja de rechazarlo.

Ven a entregarle ahora mismo, tu vida a Jesucristo, sal de las garras del diablo.

Coro.

Yo y todos los redimidos, que hemos aceptado a Cristo, te invitamos adorarlo.

A nuestro padre bendito, que en el Señor Jesucristo, tiene su amor para darnos.

 .

Yo quisiera que supieran, que Cristo vino a esta tierra, a libertar al perdido.

Pero no hay muchos que quieran, servirle de la manera, que en la palabra esta escrito.

Obedecerle quisieran, muchos pero a su manera, pero no esta permitido.

Si lo hacen a su manera. Cristo les dice están fuera, no tienen parte conmigo.

Tal vez se preguntaran, porque tanta santidad, nos exige Jesucristo.

Pero es que sin santidad, no se puede entrar allá, porque no esta permitido.

Coro.

Si quieren al cielo entrar, apàrtense de maldad, para que no diga Cristo.

Acá no pueden entrar, hacedores de maldad, porque no han obedecido.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: