fotografia

Talla anónima del siglo XIV, el Cristo Negro de Cáceres ha inspirado muchas leyendas, entre ellas la de quien la toca sin tener fe muere de forma fulminante. La muy Solemne, Venerable y Pontificia Cofradía Hermandad Penitencial del Santo Crucifico de Santa María de Jesús (Cristo Negro) se fundó en 1490 y tiene la sede en la concatedral de Santa María de Cáceres (Extremadura). Esta cofradía es la que se encarga de sacar en procesión durante la noche del Miércoles Santo al Jueves Santo al Santo Crucifico que es conocido y venerado como el Cristo Negro.

fotografia

Conservan en los estatutos de la cofradía que esta imagen no puede salir fuera de la muralla y es obligado el voto de silencio durante la procesión. Los cofrades tienen un límite y no pueden asistir más de 59, vestir túnica negra como los mojes benedictinos y la obligación de llevar la cara tapada. La historia sobre el origen de este Cristo Negro lo relaciona con los templarios ya que tras su eliminación de la Orden del Temple estos se refugiaron en Portugal y crearon la Orden de Cristo.

fotografia

El mayordomo de esta cofradía después de una larga investigación ha publicado un libro, "Historia de la Cofradía del Cristo Negro. Cáceres", donde cuenta que esta talla se realizó con madera sagrada de Etiopía, un árbol llamado iroko que ha sido venerado por diversas culturas ya que se tiene la creencia que en su madera viven espíritus. Debido a su origen atribuído a los templarios y a las muchas leyendas que acompañan a esta talla son muchos miles las personas que se encuentran en lista de espera para acompañar al Cristo Negro en los próximos años, una procesión que se realiza en completo silencio, solamente el sonido de la esquila y un timbal.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: