El Cristo de Cusihuirachi

Cusihuiriachi es en la actulidad un pueblo fantasma, tiene apenas 78 habitantes y está situado en el estado de Chihuahua, Méjico

El mismo año en el que se fundó el pueblo, 1687,  ya apareció la primera leyenda entorno a él. En ella, se contaba como dos jóvenes enamorados, habían escapado de sus respectivas familias. Acamparon en la cercana Sierra de Tarahumara. A la mañana siguiente, se encontraron con una agradable sorpresa, ya que en el lugar en el que habían encendido una pequeña hoguera, encontraron plata fundida. Lo que dio pie a que en la zona se empezara a explotar una mina. 

El momento en el que el Cristo llegó a Cusihuiriachi

La historia de este Cristo, es muy conocida en todo el estado A partir del siglo XVIII, se fueron descubriendo nuevos yacimientos de plata, uno de ellos fue el de la mina Santa Marina, enfrente de ella se construyó un Santuario que estaba dedicado a la Vírgen de Guadalupe. Junto al templo, se abrió una tienda que también ofrecía alojamiento.

Un día, llegó a la tienda un viajero que llevaba una mula cargada con un enorme cajón de madera. El viajero, pidió que cuidaran de la mula, mientras el buscaba un sitio donde comer, pero nunca volvió a buscarla. Le esperaron muchos días, por lo que ante la falta de noticias se pusieron a buscar al hombre, no dieron con su paradero. Al mismo tiempo crecía la curiosidad por saber que había dentro de la caja de madera. Fueron quince días los que aguantaron con esa curiosidad, fueron los dueños de la tienda los que abrieron la caja y vieron que dentro estaba la figura de un nazareno cubierto de sangre.

El Cristo de Cusihuirachi caminaba por la noche

Los habitantes del pueblo, decidieron que tenían que colocar la figura en el interior de Santuario, pensaron que esto debía ser así porque el viajero había dejado la caja en la tienda que había al lado del Santuario. 

Justo al día después de dejar al Cristo en el interior del templo, la figura apareció en el exterior. Fueron varias las ocasiones en las que ocurrió lo mismo, lo colocaban dentro y al día siguiente aparecía fuera. Tomaron la decisión de montar guardias junto a la figura, para ver el modo en el que salía del Santuario. Pero terminaban vencidos por el sueño y a la mañana siguiente se repetía la historia. 

Por lo que entendieron que el Santuario no era su lugar y lo trasladaron a una iglesia que estaba situada en la parte baja del pueblo. A la figura se le atribuyen numerosos milagros. 

 

 

 


 

El Cristo de Cusihuirachi

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: