Crisis extrañas las que nos han tocado vivir. Hasta el momento todos conocíamos los efectos perniciosos de esta crisis: la miseria, el número de ciudadanos que se ven obligados a subsistir gracias a la beneficencia. En España, según Cáritas, el año pasado tuvieron que atender a un 32% más de personas en situación de exclusión social, desde que comenzó la crisis. También aumentaron, con mucho, el número de personas que tienen serias dificultades para llegar a fin de mes (un 40%). Ante esa situación podríamos pensar que la crisis ha provocado que la riqueza mundial experimente un vuelco notable a la baja.

 Los millonarios aumentan un 24% en plena crisis en España

Sin embargo y para sorpresa de todos los ingenuos que pensaban que estas situaciones afectan a todos casi por igual, o que creían que entre todos, pudientes o miserables, se iba a sobrellevar el peso de esta crisis, nos encontramos con que el número de millonarios en España ha aumentado en un 24% respecto a 2013.

Eso ha quedado demostrado en un Informe de Riqueza Mundial que ha publicado recientemente la empresa Credit Suisse, que cifra para nuestro país la estimable cantidad de 465.000 personas que cuentan con una fortuna superior a los 740.000 euros, barrera que establecen para otorgarles tal consideración de millonarios.

Es decir, que mientras que la mayor parte de los ciudadanos hemos visto atónitos y disgustados cómo la crisis nos iba haciendo perder derechos, patrimonio y esperanzas día tras día, algunos incluso cayendo en brazos de la beneficencia, 89.000 afortunados mortales en España han sabido sortear todas las dificultades para incorporarse al deseado club de los “euro-millonarios”.

La crisis no ha afectado a muchos millonarios que han seguido especulando en valores

Las fortunas españolas han sorteado la crisis mejor que en otros países del mundo

No sólo eso, sino que el crecimiento de las grandes fortunas españolas ha duplicado el porcentaje del 12,4% del aumento que se ha alcanzado a nivel mundial y España se ha situado como el décimo país donde se ha registrado el mayor incremento.

Ante estas cifras no nos queda más remedio que preguntarnos si la recuperación económica de que tanto alardea nuestro Gobierno se refiere a los beneficios de esta clase privilegiada, que ha conseguido amasar en las manos de un 10% de la población el 56,5% de la riqueza nacional. O quizás, lo más sensato sea seguir pensando que esta crisis ha sido y sigue siendo, única y exclusivamente una gran estafa.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: