En la fría Rusia del año 1865, Dostoyevski empieza a redactar una de las obras que a mi parecer dejan huella. Para mi, de lo mejor que ha podido llegar a crear el hombre: Crimen y castigo. Las primeras páginas de esta auténtica obra de arte empiezan a aparecer en la revista El mensajero ruso, y al ver el éxito que la historia tenía, y debido a diversos problemas económicos por los que atravesaba Dostoyevski, fue comprada por un editor junto a el resto de sus obras (totalmente recomendables) por la irrisoria cantidad de 3000 rublos que ni si quiera llegarían a manos de Dostoyevski, si no que irían directamente a las manos de sus acreedores. Para más castigo, Dostoyevski estaba obligado a terminar Crimen y castigo antes del mes de noviembre, si quería salvarse de una fuerte multa por parte del editor, y si en diciembre la obra aún no estaba acabada, todo el patrimonio artístico de un grande de la literatura como Dostoyevski pasaría a manos del cruel editor que aprovechó su difícil situación. Increíblemente y conociendo la extrema calidad de la obra, Dostoyevski consiguió acabarla en el plazo, mientras escribía por fascículos otra de sus grandes obras, El idiota, en la misma revista donde empezó Crimen y castigo. En esta obra se encuentran muchas de las situaciones vividas en la realidad de la Rusia imperialista, situaciones que el mismo Dostoyevski ha visto, y se ha aterrorizado. Dostoyevski es considerado uno de los precursores del existencialismo y probablemente el mayor representante de la literatura existencialista. Novelas como Crimen y castigo, Memorias del subsuelo, Los endemoniados, Los hermanos Karamázov y El idiota tienen un carácter existencialista en sus temáticas, que enfatizan en libre albedrío del hombre como esencia, particularmente expresado por el renacimiento espiritual a través del sufrimiento, la idea del suicidio, el orgullo herido, la destrucción de los valores familiares y el falaz determinismo que el racionalismo occidental impone al hombre, subyugando su voluntad a las «leyes de la naturaleza».

El protagonista de Crimen y castigo se llama Rodion Romanovich Raskolnikov. Es un estudiante que vive en San Petersburgo y que debido a la pobreza de su familia, tiene que abandonar sus estudios de derecho, pero no solo ha abandonado los estudios sino también a él mismo, lleva mucho tiempo sin salir de la cochambrosa habitación en la que vive, si es que a eso se le puede llamar vivir, no se relaciona con nadie, no se alimenta apenas, vive sumido es un aislamiento no se sabe si querido o derivado de la confusión que le rodea, pero tiene algo en mente, matar a una vieja prestamista, el puede hacerlo, nada se lo impedirá, después de todo solo es matar, puede crear el crimen perfecto y vivir con él el resto de su vida porque nada le atormentará, ¿conciencia? ¿de qué? ¿de haber acabado con un parásito de la sociedad? El pertenece a una clase superior de hombres, es más inteligente y a él le está permitido “sacrificar” a otros para que pueda desarrollar su poder, y eso es lo que va a hacer, después de matarla robará su dinero y se forjará un futuro, y eso es lo que hace. 

Pero no todo es tan fácil, a lo largo de la historia irán apareciendo personajes que no harán más que crear en Raskolnikov dudas sobre su comportamiento. Su madre y su hermana, dispuesta a casarse con un hombre sin escrúpulos solo por sacarle de la miseria en la que vive. O su amigo Ramunjin que nunca tiene dudas sobre la bondad de Raskolnikov. O la familia de un funcionario alcohólico que muere atropellado, Katerina y sus hijos, y su sacrificada hijastra Sofía, capaz de hacer lo que sea necesario para sacar adelante a su familia. Frente a la superioridad de Raskolnikov choca la sumisión de Sofía, uno se siente superior y especial, ella en cambio no se siente merecedora de nada, mientra que él se “supravalora”, Sofía se infravalora. Ambos son las dos caras de la misma moneda, se complementan a la perfección y juntos podrían conseguir el equilibrio que anhelan.En base a su teoría Raskolnikov puede matar porque es un ser superior a la media, más inteligente, y personas como él están por encima de las leyes, puede hacerlo por las grandes cosas que le están predestinadas. Pero todo esto comienza a flaquear cuando sale a flote su conciencia, en forma de fiebre, desmayos, visiones... Hay dos alternativas, o bien que su teoría sea equivocada, o la más dura y difícil de admitir, que realmente no sea tan especial como pensaba, que no sea más que un individuo medio al que nada grande le está reservado, un sujeto mediocre que se ha creído lo que no era.

¿Pero por qué se parapeta detrás de una máscara de ser superior? Sencillo, para ocultar su soledad y su confusión, cree ser más de lo que es solo para no admitir que es un hombre normal con los problemas de los hombres normales. ¿Estamos antes un libro de lectura recomendable? Me atrevería a decir que más que recomendable, es obligada.

El autor de semejante obra maestra.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: