crianza

La crianza de los niños en épocas conflictivas

Una joven madre va a la casa de una amiga a entregarle un encargo de manera diligente, motivado al peligro que representa el quedarse hablando en la calle, por la conflictividad social que se vive actualmente en las calles de la ciudad. La amiga apenas tuvo tiempo de saludarla y agradecerle su gentileza. Sin embargo pudo observar, que la amiga al abrir la puerta del carro para sacar el paquete, llevaba a su bebé dormido en el sillín asegurado al asiento de atrás. Apuradamente le hizo el comentario que tuvo que salir del trabajo para buscarlo en la guardería. Que la habían llamado porque el ambiente de la ciudad estaba convulsionada, por manifestaciones que se estaban realizando al momento.

¿No tienes con quien dejarlo?, le preguntó como madre que, no ha olvidado esas circunstancias de improvisar rápido para resolver de ipso facto cualquier eventualidad- no tengo que llevármelo al trabajo, porque no tengo con quien dejarlo –respondió- Ella la vio marcharse, pensando; pobre niña, que angustia, que estrés. De no tener tantas ocupaciones la hubiera ayudado cuidándole al bebé, lo que quedaba del día.

El criar a los hijos en nuestros días, por las condiciones de crisis social actual, se ha complicado mucho. Se han fundado redes de apoyo psicológico en muchos ámbitos para orientar sobre; lo que pueden hacer los padres para evitar que sus pequeños hijos resulten afectados emocionalmente con las situaciones altamente conflictivas que los llevan al estrés en la cotidianidad.

familia

Mantener hábitos y rutinas en el hogar

Cuando nos encontremos ante ellos, los adultos; tenemos que poner nuestro mejor esfuerzo para controlar la angustia generada por estas situaciones. Somos las figuras investidas para su protección, no los perturbemos exhibiendo nuestros miedos, rabia o frustraciones en su presencia. No hablemos sobre situaciones de violencia y caos, cuándo los niños estén presentes.

No deben oír sobre situaciones, que por tener tan corta edad no es posible que las entiendan. Es posible explicarles la situación socio-política, las precauciones que tenemos que tomar, pero en forma clara, adecuada a su nivel de comprensión sin exagerar. Para darles seguridad, se recomienda hacer lo posible por mantener sus hábitos y rutinas dentro del hogar y la escuela, vigilar su alimentación y que disfruten de suficiente descanso, distraerlos con programas y actividades adecuados a su edad.

No deben estar expuesto a situaciones en la que su integridad física este comprometida, tal como es llevarlos marchas y concentraciones. Cuando se converse de política entre adultos, es de obligación evitar los insultos, las descalificaciones o manifestaciones de violencia en contra del que opina distinto. Enseñémosle a respetar al otro, es una cuestión de todos los días. Hay que evitar la descarga de expresiones de miedo, rabia, o impotencia.

Mantener una aptitud de control

Debemos prestarles atención, cuándo muestren miedo, tristeza, inquietud. No quiten la atención. Los sentimientos de los muchachos son auténticos e importantes para ellos, óiganlos y si es posible traten de analizar la causa de su preocupación. Demostrémosle nuestro amor con palabras, abrazos y besos. Démosles seguridad afectiva, si piensan que se les están escapando de las manos, busquen ayuda, no se descuiden.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: