Críadas y señoras (The Help)

Criadas y señoras (The Help, en versión original) ha sido uno de los estrenos de cine con más éxito en taquilla y crítica en el último año. Basado en la novela homónima de Kathryn Stockett nos enseña la cruda realidad que vivían los afroamericanos en el sur de Estados Unidos en plena década de los 60. La película se sitúa en Jackson, capital del estado de Misisipi y nos narra las adversidades que tienen que superar las tres protagonistas basándose en las diferentes vidas que tienen que llevar por el hecho de ser negras y blancas, o lo que es lo mismo, por ser criadas y señoras.

Sinopsis de Criadas y señoras (The Help)

Aibileen ha criado a 17 niños blancos y destaca en ella su templanza, sabiduría y sobretodo el amor que profesa por los niños a los que ve crecer. Su mundo cambia cuando su único hijo muere ante la pasividad de sus capataces blancos y una inquietud despierta en su interior.

Minny es amiga de Aibileen, comparte el trabajo de criada y es conocida por todos por su buena cocina pero sobretodo por su incapacidad de mantener la boca cerrada. A causa de eso, le resulta cada vez más complicado encontrar empleo.

Skeeter es una joven blanca recién licenciada con unas ganas tremendas de comerse el mundo en el mundo del periodismo. A diferencia de la mayoría de blancas, no entiende la drástica separación entre blancos y negros. Como consecuencia de ello, se embarcará junto a las otras dos protagonistas en una aventura que supondrá un peligro para todas ellas.

Crítica de Criadas y señoras (The Help)

Bajo mi punto de vista es una película muy buena, donde se plasman claramente las grandes injusticias y diferencias existentes entre criadas y señoras en el sur de Estados Unidos en los años 60. La historia atrapa totalmente y consigue que el espectador se sienta identificado con las tres protagonistas, despertando además, cierta inquietud e interés por el tema, ya que parece mentira que hace sólo 50 años ocurrieran estas cosas en el "país más avanzado del mundo". Consigue emocionar, indignar al espectador y también hacerle reír.

Las actuaciones son en general muy buenas y recomiendo verla en versión original ya que se puede apreciar mejor las diferencias en la forma de hablar de criadas y señoras. Destaca la actuación de Octavia Spencer que le ha hecho arrasar en la mayoría de premios importantes en la categoría de mejor actriz secundaria.

Cartel promocional de Criadas y señoras (The Help)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: