fotografía

La producción de pieles se mantiene al alza pese a que muchos países de Europa ya prohíben o ponen trabas a la instalación de nuevas granjas destinadas a surtir el sector y mercado peletero. La presión social hace que los gobiernos exijan y endurezcan las leyes con el fin de que los animales criados en cautividad dispongan de más espacio donde desarrollar las actividades propias de cada especie. Esto hace que los empresarios que monten nuevas granjas deben enfrentarse a muchas mejoras y cumplir nuevas normas donde tienen que invertir más dinero en las instalaciones así como incrementar en número de empleados que deben estar preparados con anterioridad en la forma de tratar a los animales.

fotografía

fotografía

Las pieles que salen de los países productores como Estados Unidos (el mayor productor de pieles) o Canadá, China, Europa, Asia, etc, son tratadas y transformadas en prendas de vestir que adquieren precios muy altos. En España se crían gran cantidad de visones (especialmente en Galicia) que nacen en abril y a los seis meses de vida aproximadamente mueren para aportar su piel a una industria que mueve muchos millones cada año. La naturaleza les ha jugado una mala pasada dotándoles de una hermosa piel pero muy codiciada en el mundo de la moda y el vestir, un comercio que mueve gran cantidad de dinero, no obstante, en los ambientes de lujo se preocupan muy poco por el origen y proceso que conlleva una prenda de bella piel.   

fotografía

Son varias las razas de animales que nacen destinados a ser desollados para surtir un mercado que pese a las críticas que recibe se mantiene al alza, entre ellas se encuentra el visón, la chinchilla, marta, zorro, hurón, nutria, etc. No obstante, ya son varios los países que se suman a la prohibición de instalar granjas para la producción de pieles como es Reino Unido, Croacia y Austria y Suiza tiene unas leyes tan estrictas que ya han desaparecido casi todas las granjas. Poco a poco van quedando atrás las granjas donde los animales destinados a el comercio de pieles se encontraban hacinados en jaulas donde apenas se podían mover acabando por enloquecer mutilándose en ocasiones o atacándose entre ellos y ello es debido al empeño y lucha de muchas asociaciones de personas preocupadas por el bienestar animal.

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: