Esta crema, ideal para los días de verano, es apta para todos aquellos que odian las coles en general y por tanto desconocen sus propiedades "hipersaludables". Entre estas, podemos encontrar que aportan antioxidantes naturales que nos ayudan a protegernos de las temidas enfermedades cardíacas y arteriales, así como de determinados cánceres ya que al ayudar al hígado a desintoxicar nuestro organismo le da menos menos pie a desarrollar el crecimiento de células cancerosas.

Si bien es cierto que las variedades de coles de color verde ó morado (brécol, coles de bruselas, col lombarda, etc..)  poseen aún más propiedades que las blancas todas son depurativas, ideales para dietas (ya que apenas contienen calorías), tienen un alto contenido de fibra, y su alto contenido en calcio y fósforo ayudan a mantener unos huesos fuertes y una salud de hierro (adiós osteoporosis y anemia).

Bien, en esta receta vamos a usar la coliflor, la más digestiva de todas, y ya más adelante hablaremos de otras coles y de como cocinarlas para que sean apetitosas y por su puesto "no flatulentas" (algún fallo tenían que tener).

También tenemos que tener en cuenta que si padecemos hipotiroidismo ó problemas con el ácido úrico, debemos moderar su ingesta, ya que pueden inhibir la absorción de sodio, y por otra parte,  al absorber en su crecimiento purines pueden dificultar la función renal.

Cacharros a utilizar.

  • Vaporera (u olla con colador de hierro de los de escurrir pasta).
  • Batidora ó pasapurés (mejor).
  • Vaso de batir ó cazuela.
  • Bol apto para microondas.
  • Papel film y un tenedor.
  • Sopera bonita y veraniega.
  • Cuatro boles a juego con la sopera, cucharas y baberos.

Ingredientes para cuatro personas.

  • 1 coliflor de unos 500 gr.  (Firme, limpia, y cuyas hojas verdes se vean bien frescas).
  • 1 patata grandecita.
  • 1 cucharada de las de café de azúcar moreno.
  • 1 brick de 400 gr. de nata para cocinar, de la del 18% de materia grasa.
  • Media cebolla picada.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 lonchas de jamón serrano (¿del bueno?) cortadas finitas.
  • Agua, 1 cucharada de aceite, sal y pimienta.

Preparación.

Picamos la cebolla menudita y la ponemos a pochar con la cucharada de aceite, a fuego muy lento. Cuando esté transparenta añadimos el azúcar y dejamos que tome color (ojo que no se nos queme). Reservamos.

Pinchamos varias veces la patata con un tenedor y la envolvemos en papel film, la introducimos en el bol para microondas a máxima potencia unos 9  ó 10 minutos (dependiendo siempre de la potencia, ahora nos referimos a una de 750). La reservamos hasta que esté fría, ya que el vapor podría quemarnos.

Ponemos cuatro dedos de agua en el fondo de la vaporara (u olla apañada) junto con la hoja de laurel, la ponemos al fuego,  y cuando comience a hervir colocamos en el colador la coliflor, la cual previamente habremos limpiado de las hojas verdes, gran parte del tallo y separado en ramos. Tapamos la vaporera. Bajamos el fuego.  Abrimos la ventana para que nadie sospeche, y en unos 25 ó 30 minutos debería estar tierna. Lo mejor es comprobarlo pinchándola con el tenedor. Hay que estar pendiente de que el agua no se evapore ya que cada cocina es un mundo y calienta a su manera. Si ocurre esto calentamos agua aparte y la incorporamos para que continúe la cocción.

Mientras tanto, picamos el jamón lo más finamente posible y (sin aceite ni grasa) lo tostamos hasta que esté crujiente. Pelamos la patata y la troceamos.

Una vez tenemos ya todo preparado, optamos bien por batidora ó bien por pasapurés. Depende de prisa, ganas, comodidad....

Ahora ya sólo nos queda juntar ingredientes. Primero ponemos en el artilugio elegido (para batir ó pasar) la cebolla, luego la coliflor y la patata y  a continuación la nata, salpimentamos al gusto (con cuidado que el jamón ya la salará un poco más) y a batir ó a pasar. Tiene que quedar una crema muy fina,  por eso es más recomendable usar el pasapurés ya que evitará que quede ningún tipo de hebra molesta.

La ponemos en la sopera a enfriar un par de horas y cuando la vayamos  servir en los boles individuales ya sólo nos quedará espolvorear por encima las virutas del jamón.

¡Ah!, y poner las cucharas y los baberos  ya que el éxito está asegurado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: