hay dudas

Creer es no crecer, dudar es saludable

Dar el primer paso, siempre es fundamental, conlleva una importancia precisa para salir de la fuerza que nos impele a salir hacia fuera, y que nos hace caminar en círculos, en torno a un sistema letal de referencia fijo: Las creencias: Esta fuerza mencionada (centrífuga), que huye del centro. Esto es precisamente lo que les pasa a aquellas personas que se aferran a esta fuerza invisible, que acaba por poseerlos completamente, distanciándoles cada vez más de su propia esencia. Es ficticia porque en verdad este referente es fijo y no contiene ninguna fuerza.

La duda funciona

Sin embargo, la duda funciona más como una fuerza que te hala hacia dentro (centrípeta), una fuerza real. Esta fuerza está orientada hacia el centro y es la que se necesita para configurar un cambio de dirección. Verdaderamente es la fuerza necesaria para salir de una condición persistente. Entonces; el paso fundamental es el de la rebelión, de la conquista del propio centro, el regreso del hijo pródigo.

La condición que aporta la creencia es estar cómodos, dependientes… La creencia es una especie de estado estático, de parálisis. Inmóvil, Creer es cercenar al avance, negado a experimentar. En la creencia no hay permisos solo negaciones, en ella hay también; manipulación, desesperación, esperanza…, a veces creer es un acto de cobardía, quien cree no crece, creer es obediencia, creencia puede ser prisión.

El que duda es valiente, dudar es cuestionar. Ahondar. La duda es un pase para abrir las puertas de la experiencia. La experiencia abre las puertas del conocimiento, la duda es temeraria, atrevida, irreverente, un grito de rebeldía. El que cuestiona crece. En la duda encontramos las bases del crecimiento. Es como la tierra fértil, para sembrar la semilla de la comprensión, a través de ella se edifica la confianza. Dudar es el fundamento de la confianza. En la duda hay más permisos que prohibiciones. El que duda crece, abre los ojos. En toda duda se indaga. Dudar es libertad, la duda es el vehículo que nos concilia con la certeza.

dificil dudar

Sembrando la duda

Para el individuo que siembra la semilla de la duda, abona todos los campos, haciéndolos fértiles cosechando frutos de todas sus cosechas. Su valor arranca de la experiencia adquirida. Para el hombre que esparce la semilla de la creencia, le da lo mismo esparcirlas en el asfalto. Es un buscador de referencias estáticas, la esperanza lo consuela, y la desgracia lo premia. Esto pasa porque la creencia es fija, es inamovible, La creencia es fatal.

Si estás leyendo el presente artículo, pon en duda su contenido. ¡Quédate con el beneficio de la duda! De seguro te traerá más beneficios que pena.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: