Creencias que gobiernan la vida

Muchas personas a lo largo de su vida, han dicho en más de una ocasión "las cosas son así" o "yo no sirvo para esto". Es probable, que en más de una ocasión esa afirmación fuera cierta

Pero algo que ha demostrado la psicología, es que cuando se hacen ese tipo de afirmaciones, cómo el verse uno mismo incapaz de hacer algo, solo sirven para limitar las verdaderas capacidades que cada uno tiene. 

El poder que tiene la palabra que cada uno pronuncia sobre sí mismo, sirve para definirse  pero al mismo tiempo, lo que se hace es acotar su propio mundo y poner unos límites que ni siquiera han sido establecidos por cada uno, es más, si cada uno fuera consciente de los efectos que estos tienen no dudaría en acudir a buscar ayuda para liberarse de esa carga. 

Las frases que afectan a la identidad de cada uno

Numerosas personas han desperdiciado su vida por una frase que le dijo alguien, ya fuera un profesor, un amigo o,  incluso su padre o su madre. Estas normalmente se han escuchado durante la adolescencia o al inicio de la juventud, así expresiones del tipo "eres un inútil" o "siempre serás un enfermo", hacen mella en cada uno, sin reconocer que son patrones que vienen marcados por otros y que hacen que cada persona se cree una falsa identidad. 

La reacción suele ser actúar en función de esa falsa identidad. Cada uno se dedica a desarrollar su vida, privandóse de explorar otras posibilidades que quizás estuvieran más al alcance de cada uno.

Intentar ver las cosas tal y como son

No siempre es fácil ver las cosas tal y como son. Pero, es bueno hacer el ejercicio de contemplar todo lo que está alrededor, sin llegar a juzgarlo ni rechazarlo. Si no se hace así se puede llegar a caer en el engaño. 

Y de ese engaño, de esa idea de la realidad que cada uno tiene y que traslada a su mundo partícular es lo que lleva a que se produzca el rechazo del mundo de los demás. 

Para resumir, vivir empeñado en tener razón porque se está atrapado en las creencias de cada uno. Solo produce un desgaste de energía inútil, cambiar el mundo no es posible hacerlo. Lo que sí es posible es cambiar el interior de cada uno y de este modo será cada persona la encargada de gobernar sus creencias y  que esto no se produzca al revés y sean las creencias las encargadas de gobernar la vida. 

 

 

Creencias que gobiernan la vida

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: