Crédito

CRÉDITOS: salvación o perdición

Actualmente vivimos en una sociedad del consumo continuo de aumentar las posesiones personales. El dinero, así como la exposición de nuestras pertenencias casa propia, vehículo nuevo, un móvil de la última generación o unas vacaciones – rigen nuestras vidas y amistades. Intentamos mantener cierto status y prestigio, aunque en ocasiones nos cuesta mantener el paso con la sociedad. Es entonces cuando entramos en las garras del facilismo tentados por la solicitud de algún préstamo.

¿Qué es el crédito?

El CRÉDITO hace referencia a una cantidad de dinero que una entidad bancaria o empresa privada nos presta en un momento puntual y habrá que devolver dicha cantidad en plazos y con un interés a cambio. Para ello se firma habitualmente un contrato que detalla las condiciones del crédito concedido. Normalmente, este crédito o préstamo se concede por la compra de algún artículo u objeto en justificación de la cantidad concedida.

Ventajas

Sus ventajas son claras: disposición de una cuantía dineraria casi al instante para poder gastarlo en una o varias compras o financiar a largo plazo la adquisición de un objeto por un valor mayor. A modo de ejemplo, sería el ejemplo de la compra de un vehículo o una vivienda. En la mayoría de los casos no disponemos de suficiente liquidez para afrontar dichos gastos en el momento, por lo cual los créditos nos facilitan estas y otras compras.

Créditos

Tarjetas de crédito

Las TARJETAS DE CRÉDITO ofrecen la ventaja de afrontar un gasto imprevisto en un momento dado y pagarlo a plazos, de forma fraccionada, permitiendo de esta forma afrontar con mayor facilidad algunos gastos.

Inconvenientes

INTERESES: solemos devolver más de lo que se nos ha concedido, por lo cual la compra a realizar nos cuesta más caro.

MAYOR GASTO: gastamos más de lo que ganamos, si un mes nos hemos excedido en nuestros gastos y pedimos un crédito para llegar a fin de mes, ¿cómo vamos a poder llegar al fin del próximo mes si aumentamos nuestros gastos incluyendo la cuota de la devolución del crédito?

DESCONTROL: una vez se comienza a solicitar el primer crédito y se ve la facilidad de conseguirlo, corremos el riesgo de pedir otro cada vez que creemos necesitar más dinero y llegamos a un punto de perder el control de nuestros gastos. Alcanzamos el grado de que nuestros gastos mensuales superan nuestros ingresos y, cuando nos damos cuenta de la situación, ya estamos prácticamente ahorcados. Es decir, ya es tarde para el arrepentimiento.

Crédito

CONCLUSIÓN

El facilismo del crédito es un peligro al que todos hemos sucumbido alguna vez y hemos sentido sus dolorosas consecuencias.

¿Cómo evitar endeudarnos?

Control de los gastos. Debemos de tener muy claro cuáles son nuestros ingresos y cuáles nuestros gastos. Llevar un control consciente de nuestra economía es muy importante, ya que evitamos sorpresas y malos tragos.

No competir. La influencia publicitaria nos crea una sensación de competición con los demás, pero es una idea aunque común, pero equivocada. No necesitamos competir con los demás, sino simplemente cubrir nuestras necesidades primarias. Todo lo demás es opcional.

Comprar conscientemente. Las compras conscientes nos ayudan a no derrochar nuestro dinero. ¿Realmente necesitamos aquello por lo cual nos vamos a endeudar? En realidad, son pocas las cosas que necesitamos para vivir y ser felices.

Y si aun así queremos solicitar un crédito, debe ser bien pensado, madurado y calculado para evitar los caprichos y no sucumbir al CONSUMO DELIBERADO.

Finalmente, es mejor ahorrar primero el dinero para estar en la capacidad de poder afrontar los posibles imprevistos y disponer del dinero para pagar un capricho de vez en cuando en el momento en lugar de gastar primero y después pagar las consecuencias. Nunca sabemos de antemano lo que nos depara el futuro próximo y menos el más lejano.

Por tanto, evitemos los gastos en exceso y usemos el dinero y el facilismo de los CRÉDITOS con consciencia.

Créditos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: