El Crédito Rápido de Ibercaja es un producto de financiación exclusivamente dirigido a los clientes de la entidad, que tengan su nómina domiciliada.

 

Su contratación es muy sencilla, sin trámites engorrosos, y su principal objetivo es permitir la financiación de todos los gastos famliares.

 

Puede disponerse de un importe máximo de 6.000 euros, y el plazo para la devolución del mismo será de hasta un máximo de 6 años.

 

El tipo de interés será fijo durante un determinado período inicial, de hasta 24 meses, del 9,25 %. Una vez transcurrido este plazo, el tipo de interés será variable referenciado al euribor a 1 año + 4,50 %.

 

Se incluye un gasto por comisión de apertura del préstamo Ibercaja desde el 1,5 %.

 

Su flexibilidad se refleja en la posibilidad de pagar sólo los intereses por el capital que realmente utilicemos, nada más.

 

Por otra parte, la entidad establece diversas cuotas de devolución, por mes: de 30 euros, 60, 90 a 120 euros, en función del importe que contratemos. Por ejemplo: si solicitamos un importe desde 1.500 a 3.000 euros, la cuota de devolución mensual será de 60 euros.

 

Es requisito indispensable para acceder a este producto que el interesado mantenga sus haberes domiciliados en Ibercaja, durante todo el período mientras no se haya cancelado la cuenta de crédito.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: