En ocasiones nos podemos encontrar en apuros económicos que nos hagan pensar en la posibilidad de contratar un crédito rápido, y más aún si tenemos problemas de trabajo. Pero debemos pensar que si tenemos problemas de trabajo, deudas, etc., estas empresas atarán bien su capital, bien con nuestra casa, coche o lo que les pongamos a mano... Me gustaría hacer llegar lo peligrosas que son muchas de las empresas que hay actualmente en el mercado de los créditos rápidos, ya que muchas son realmente lobos con piel de cordero. Son muchas las personas que han perdido su casa debido a no leer bien las cláusulas que habían firmado de su crédito rápido.

Incluso llegando a extremos, he conocido historias de personas, y esto está documentado en televisión... que tras pedir su "credito rapido"han sido víctimas de acosos hasta por matones para forzar a devolver ciertas cantidades dinero con unos intereses desorbitados. Acciones completamente ilegales que estas compañías están dispuestos a realizar para sacar todo lo posible de personas en apuros económicos.

Si necesitamos algo de dinero y pensamos que es algo temporal, pienso que la mejor opción es consultar directamente a nuestro propio banco. En segundo lugar, si las condiciones no son buenas, podemos consultar alguna otra empresa de crédito, pero mirando muy bien la letra pequeña sobre como y cuando tenemos derecho de devolver dicho crédito y a lo que nos comprometemos en caso de no poder hacerlo en la forma y plazo firmados.

Aunque en muchos casos es mejor tener a la familia lejos sobre temas de dinero, lo cierto es que visto lo visto más vale pedir un "favor" a algún familiar, que pedir un crédito rápido a alguna empresa de estas... Las deudas nos mantienen en una tensión constante, pero aún así es mejor buscar una solución meditada que intentar arreglarlo con un crédito rápido que nos arruine la vida.

Leer bien lo que firmamos puede ahorrarnos muchos disgustos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: