Hay un hecho que debemos aceptar: no importa lo que digan, un cuerpo adecuado importa. Aunque te esfuerces en mejorar tu interior (cultura, conocimientos, etc), no te servirá de mucho si no logras pasar la primera impresión. Además, hay un efecto secundario muy importante: el beneficio a tu salud, a menos que seas tan descuidado como para lesionarte. Es por ello que toda persona con algo de tiempo libre debería invertirlo en ir al gimnasio.

No se trata de convertirse en Arnold o Ronnie Coleman, de hecho, no todos podemos, aunque quisiéramos, pero de eso hablaré más tarde, si no de alcanzar un cuerpo bien proporcionado y agradable a la vista del sexo opuesto. El objetivo de este artículo es dar algunos consejos para alcanzar dicho propósito.

Cómo se crea la masa muscular

El proceso de creación de masa muscular, volumen, hipertrofia, como querráis llamarle, se basa en un primcipio muy sencillo. Cuando sometemos el músculo a un trabajo muy fuerte las fibras se rompen, durante el descanso el cuerpo repara esas fibras, pero esta vez las reconstruye el doble de gruesas, tratando de evitar que vuelvan a romperse. Nótese que el cuerpo no crea fibras nuevas, al menos no en cantidad significativa para cosiderarla como crecimiento muscular. Este proceso, repito, se produce durante el período de sueño.

Las rutinas

Esto nos lleva al primer elemento del triángulo del fitness: las rutinas. Recomiendo especialmente que se busque ayuda profesional, durante los primeros meses. La esencia de la rutina es sencilla: el trabajo de volumen require tensar el músculo, así que lo ideal es hacer 3-4 series de 10 repeticiones como mínimo, máximo 15. Si no llegas a 10, etonces estás trabajando fuerza, no volumen. si pasas de 15, estás usando muy poco peso y el resultado será contraproducente.

Trabaja en los músculos grandes primero, como el pecho, y luego pasa a los pequeños, como los hombros. El cuerpo se acostumbra a las cargas y ejercicios, así que necesitas incrementar progresivamente los pesos o repeticiones y cambiar la rutina. Es adecuado introducir períodos de entrenamiento  de fuerza antes de subir los pesos, eso te ayudará a manejar la nueva carga.

Y lo más importante: descanso! Es un error común en los novatos creer que mientras más trabajas es mejor. En verdad, si trabajas todos los días lo más probable es que no avances nada. El descanso es esencial, como mencioné anteriormente el cuerpo solo crece durante la fase de seu?o profundo, así que los descansos son parte importante de cualquier rutina. Los dáis de descanso puedes dedicarlos a cardio, para eliminar la grasa y preparar a tu corazón para soportar la carga de trabajo intensa.

Nutrición

El segundo elemento, probablemente el más importante, es la nutrición. Con seguridad habrás oído que necesitas comer mucho. Pero no cualquier cosa en cualquier cantidad y orden. El músculo se construye con proteínas, así que necesitas una cantidad enorme: 1.5 gramos por cada kilo de peso corporal. Lo cual representa 105 gramos para una persona de 70 kg.

Si tomas una tabala de valores nutricionales y sacas tus cuentas, verás que es imposible conseguir esa cantidad sin ingerir al mismo tiempo una dosis inadecuada de grasas y carbohidratos. Es por ello que yo recomiendo usar suplementos de proteínas, en especial antes de acostarte y un poco también en el desayuno. Debes comer mucho, pero distribuido en pequeñas cantidades, unas seis comidas al día, eso ayuda a asimilar mejor los alimentos.  No olvides las vitaminas y minerales, el complejo B es importante, al igual que el hierro, el calcio, potasio, sodio, etc. Un suplemento de vitaminas y minerales no está de más.

Una correcta nutrición es el 60% del proceso de creación de masa muscular. nunca olvides este detalle.

Genética

Dije antes que no todospodemos convertirnos en Míster Olimpia. La razón es el tercer elemento del triángulo: el factor genético. Los campeones de fisicoculturismo tienen un factor genético envidiable, sus cuerpos son naturalmente propensos a ganar masa o ya la tenían aún sin entrenamiento. No obstante el propósito no es competir. Así que no importa qué tan malo sea tu factor genético, siempre es posible conseguir un cuerpo mejor (lo digo por experciencia propia). Esto es un 10% del proceso, quizás menos.

Con un poco de ayuda profesional y siguiendo estos consejos, mejorarás tu cuerpo. Es un trabajo largo, así que no esperes resultados en un par de meses, sé paciente y sigue tus progresos con cuidado midiendo tus músculos periódicamente. Pero no esperes más, mientras más pronto comiences, más pronto lograrás el cambio.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: