Comprender la naturaleza y las posibilidades de crear un acontecimiento es de gran pertinencia para nuestra vida. La invitación es reflexionar, mantener la intención y obrar para convertirnos en creadores concientes de ternura.

Un fenómeno, un hecho, una experiencia sucede por que se dan una serie de condiciones previas, dentro de un proceso histórico, sistemático y causal. Cuando una madre expresa un abrazo tierno a su hija como condiciones previas,  esta el que la madre haya sido abrazada en algún momento de su desarrollo, por alguien  amoroso que le permitiera descubrir el bienestar que se siente y la paz interna que genera. Un requisito esencial  es el contacto físico cálido previo, como condición necesaria para formar un creador de ternura. Tener un cuerpo por medio del cual se establezca el contacto físico, es otra. En algunas un solo abrazo basta para descubrir la extraordinaria experiencia de sentirse envuelta con ternura, si hay mas de ellos será un goce eterno. En otras personas se necesita más de un abrazo, dependiendo de las vivencias previas. Si la persona ha experimentado un proceso de rencor, de rechazo, de indiferencia, de abuso hay que construir un camino para llegar abrazar en naturalidad, en seguridad, en ternura, en el fluir espontáneo y sincero desinteresado de los seres abrazadores y abrazados.

 Muchas relaciones actualmente están formadas por la necesidad de un contacto físico tierno, por que la carencia de este y la indiferencia de las personas especialmente cercanas  ha dejado un vacío insaciable 

 Cuando existen unas estructuras sociales como la familia, la escuela, la sociedad que cultivan y promueven en sus diferentes escenarios expresiones desde el amor en la calidez de contacto físico, verbal, gestual; dentro del respeto y afectos sinceros, esto facilita la manifestación de creadores de ternura. De no tener las condiciones estructurales exteriores necesarias, debemos fortalecer las estructuras internas de las personas para que este maravilloso don que poseemos no sea reprimido.  Para ello es importante saber que en las condiciones más difíciles, siempre existen creadores de ternura y encontrarlos  es nuestra labor.

 Convertirnos en creadores de ternura requiere abrirnos a la ternura  en nosotros mismos, ya que todos los comportamientos hacia otros nacen, se reproducen y se manifiestan en las expresiones que tengamos hacia nosotros mismos. Tratarnos con amor, con respeto, decirnos cosas lindas, regalarnos las cosas que nos hacen sentir bien y rechazar todo aquello que pueda dañarnos o impedir nuestra felicidad, es parte del consentimiento que nos merecemos y debemos realizar diariamente. Para alcanzar la maestría de Ser creadores de ternura hay que reconocernos como fuente y vivencias permanentes de ternura.

 Tú eres Creadora o Creador de Ternura. Actúa ahora contigo y continúa con los demás. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: