creación de ideas

CREACIÓN DE IDEAS

LA MENTE HUMANA  es la fuente donde se originan las ideas. LAS IDEAS surgen mayormente de forma inconsciente y repentina en nuestro subconsciente. No obstante, la CREACIÓN DE IDEAS es un proceso que se puede cultivar mediante varias técnicas o ejercicios para que se produzca de forma consciente, voluntaria y en cadena, es decir, una idea lleva a otra, y así sucesivamente.

LAS IDEAS HAY QUE CULTIVARLAS

PARA CULTIVAR LA CREACIÓN DE IDEAS, es necesario liberar nuestra mente vaciándola de todo aquello que pueda interponerse en la creación de las ideas. La mente debe de estar libre de preocupaciones, remordimientos o cualquier tipo de estrés o tensión. Aspectos como el estrés o la tensión frenan la creación de las ideas impidiendo que éstas surjan de manera libre. Se debe de alcanzar un estado de relajación para permitir que las ideas fluyan, desechando cualquier tipo de estorbo que es como si colocáramos piedras en el camino que nos hacen tropezar.

De ahí, una de las técnicas es buscar un momento a lo largo del día en el que disponemos de tiempo para estar a solas y relajarnos. Bien sea escuchando música agradable, dando un paseo relajante o simplemente disfrutando del silencio que nos proporciona la soledad. Debemos crear una predisposición para recibir ideas y, para ello, tienen que darse una serie de condiciones incluyendo la relajación. Es necesario preparar la mente para que los pensamientos, las ideas y la energía fluyan a través de ella. La mente es la herramienta perfecta, nuestra fábrica de ideas. Por eso, es necesario cuidar de ella.

FUENTES DE INSPIRACIÓN PARA LA CREACIÓN DE IDEAS

Igualmente, necesitamos fuentes de inspiración que nos ayudan a crear o recibir ideas nuevas. Tenemos que estar abiertos a nuevas experiencias. Fuentes de inspiración podemos encontrar en la lectura de un libro, en una excursión, en un acuario lleno de peces en nuestra casa, a través del paseo en un jardín disfrutando de la naturaleza… ¿Qué nos inspira? Para responder a esta pregunta, es necesario conocernos bien a nosotros mismos, cuales son nuestros intereses y nuestros gustos. Por ello, es recomendable tomarse un tiempo para pensar y analizar.

ALIMENTAR LA MENTE MEDIANTE LA BUENA LECTURA

La buena lectura nos aporta información valiosa, ya que alimenta nuestra fantasía e inspiración gracias a las ideas que han tenido otros escritores. Si practicamos la buena lectura, alimentamos nuestra fantasía. Esta nos ayuda a crear otras ideas nuevas en base a las ideas que nos ofrecen los autores de los libros que leemos. La mente debe de estar abierta a recibir información valiosa. La selección de cuál es valiosa y cuál no, se realiza más adelante desechando todo aquello que no nos sirve.

HERRAMIENTAS IMPRESCINDIBLES Y LA CREACIÓN DE IDEAS

Las mejores ideas nos vienen a menudo a la mente cuando menos preparados estemos para ello, por ejemplo, de camino al trabajo mientras vamos en el autobús, en el metro o en el tren, cuando vamos de viaje por el motivo que sea (laborales o de vacaciones)… Tendemos a desechar la idea en estos momentos diciendo que ya la desarrollaremos cuando tengamos el tiempo para ello. El problema es que, cuando tengamos este tiempo, no tenemos la idea. Así como viene, se esfuma, porque no la cultivamos. Es en estos momentos cuando el lápiz y el bloc de notas o una libreta se convierten en unas HERRAMIENTAS IMPRESCINDIBLES y en nuestro mejor amigo. Anotar las ideas en el momento que nos vienen a la mente es primordial si la queremos recordar y desarrollar más adelante.

LA CREACIÓN ES LIBRE

Las ideas son como unas estrellas fugaces que aparecen de repente y vuelan en el firmamento hacia el infinito donde nadie las puede atrapar. Hay que darle esa libertad a las ideas para que vuelen libremente desde nuestra mente hacia más allá de cualquier horizonte.

LA MENTE DE UN NIÑO Y LA CREACIÓN DE IDEAS

Hoy por hoy, la sociedad impone muchas normas de comportamiento y, como una persona adulta, recordamos demasiado estas normas para no cometer errores. Pero, si queremos crear buenas ideas, bien sea para una obra literaria, bien sea para un nuevo negocio, y, además, obtener éxito, es necesario que abandonemos nuestra zona de confort y volvamos a LA MENTE DE UN NIÑO que en un tiempo fuimos. La etapa de los niños es el mejor período del ser humano para la CREACIÓN DE IDEAS. Perder los miedos y formar, incluso, cierto grado de locura mental son factores que ayudan a obtener una mente creativa y ayudar a que las ideas fluyan.

Al comienzo, la CREACIÓN DE IDEAS es un proceso que cuesta adoptar. Pero, a medida que practiquemos diferentes técnicas, veremos con el tiempo que se nos hará cada vez más fácil, ya que una idea desencadena otra, y otra, y así sucesivamente.

Al final, no es tan difícil cultivar las técnicas que nos llevan a la CREACIÓN DE IDEAS

creación de ideas

creación de ideas

creación de ideas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: