Brasil país que es considerado el sexto gigante territorial en el mundo, con bastos recursos naturales y con una tasa de crecimiento anual de la economía del 1%. Es considerada una de las 10 mayores economías del mundo, se encuentra en el top 30 del ranking de importadores y exportadores según la Organización Mundial del Comercio; no obstante, la inestabilidad política repercute en el logro de los objetivos a nivel global por lo que sigue siendo un reto para los inversionistas.

Si bien es cierto su economía ha resultado ser bastante solida durante los últimos años, manteniendo una inflación estable y con un crecimiento constate las dificultades que se presentan a quienes desean entrar al mercado brasileño pueden mermar satisfacción. Dentro de estas complejidades resaltaremos dos: a) coste Brasil y b) burocracia comercial.

El coste Brasil es la unión de todos los costos que debe realizar cualquier inversionista para lograr tener acceso al mercado, llámense costos laborales, fiscales, territoriales, entre otros. Todos los gastos indirectos que generan los procesos tanto de negociación como del cumplimiento de normativas generan cierta incertidumbre. Esto sumado a la alta y solida burocracia con la que el país cuenta hacen de Brasil un mercado reto.

Brasil se caracteriza por abrir puertas al comercio mundial, por ello cuenta con grandes socios como Estados Unidos, China, Japón, Unión Europea, Republica de Corea por citar algunos. De cierta manera este panorama nos hace dimensionar los estándares de calidad que se manejan en el país. Sin embargo, no deja de ser una economía proteccionista, por lo que los aranceles a la importación son sumamente elevados. Pese a ello no deja de ser un mercado atractivo, puesto que la capacidad adquisitiva de la población es alta y de gustos sofisticados en mayoría.

¿Qué tanto repercute el costo Brasil y la burocracia en el establecimiento de proyecto comercial en el país? Cualquier inversionista del mundo con las capacidades e innovaciones necesarias puede llegar a posicionarse en el mercado brasileño; pero debe tener sumamente claro que la manera de responder ante aspectos como la burocracia en los procesos, el intervencionismo y los costos que de inversión inicial puede ser lo que defina que tan exitoso resultará el proyecto comercial. Debido a que los gastos indirectos son muy altos es recomendable contar con un brazo económico robusto que pueda financiar todos los requerimientos monetarios para llegar a establecerse al mercado brasileño. Es importante resaltar que los tiempos de los procesos son usualmente largos por lo que hay que considerar por lo menos año y medio de arranque.

Brasil representa una economía dinámica, cambiante e importante en América Latina y en el mundo, por ello es considerado un mercado de aspiración por los inversionistas, pero no debemos omitir mencionar que los retos se encuentran en la adecuación a los procesos y legislación locales. El tema tributario es de suma importancia, la imposición de impuestos a la importación es alta y es algo que también debe estar claro a la hora de hacer negocios en Brasil. Brasil tiene grandes oportunidades de negocios en el sector bancario, de telecomunicaciones e industrial. El tema agrícola es también uno de los más importantes del país.

La clave de éxito en poder realizar negocios rentables en Brasil es lograr establecer una conexión leal y duradera con algún distribuidor local, mismo que abrirá las puertas inicialmente al mercado. Contar con colaboradores locales también es indispensable, pues en ellos recae la responsabilidad de brindar la información necesaria para cumplir con los requerimientos que la legislación indica. Así como hemos acotado la parte importante de las dificultades que se pueden presentar en el proceso de instalación de un proyecto comercial en Brasil, es justo mencionar que también cuentan con incentivos a la inversión, mismos que brindan beneficios a los inversionistas y sopesan los temas arancelarios que deben cumplirse.

Entrar al mercado es paulatino, pero efectivo; por lo que lo ideal es generar una seria de objetivos delimitados en tiempo y constantemente verificar el cumplimiento de los mismos. En la búsqueda del éxito se tiene que pensar en un futuro a largo plazo, no es un mercado fácil, por lo que los productos a posicionar deben ser competitivos e innovadores. Todos los esfuerzos que como inversionistas se desarrollen valdrán la pena ya que este mercado es una tierra llena de oportunidades.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: