• Corta Reflexión

Sin embargo, y a pesar de todo, mis mejores recuerdos se centran en esta época adolescente, período precioso de libertad y anarquía, actuando como potros desbocados sin dueño ni señor, aparentemente sin ley ni norma guiados por códigos de fraternidad, signos de unión, complicidad de hermandad y secta, encubrimiento, silencio de grupo; esa atmósfera, ese ambiente de asociación de todos en el mismo bando, fue el combustible aglutinante que hizo inolvidable su recuerdo y nostálgica la añoranza de aquellos tiempos y episodios que me acompañaran mientras viva.

Comportamiento quizá anidado en sentimientos ancestrales y genéticos heredados de aquellos reducidos grupos humanos de cazadores recolectores. En cuanto al profesorado escolar, ninguno en particular fue modelo a imitar, pasaron sin dejar huella de sedimento. Ni sus improcedentes métodos romos de enseñanza de sólo memoria repetitiva, de desaparecidos modelos victorianos rígidos propios para hacer de verdad odioso y ajeno el fascinante e incomprendido mundo de la ciencia, que se facilita con el dialogo antes que con la coerción. Métodos que espantaron y facilitaron posiblemente la pérdida y el desperdicio de no pocos talentos, que tanto requiere este analfabeto e intolerante pueblo.

Muchos más episodios e impresiones como los descritos, conscientes y olvidados, importantes o no, fueron indudablemente cinchando poco a poco la conducta y la perspectiva de la vida para batallar la travesía de tan tortuoso e insospechado, pero fascinante viaje en el que seguimos embarcados hasta su inexorable final.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: