fotografia

Herencia árabe que se puede observar en sus calles de adoquines centenarios, casas con rejas, paredes blancas y aromas de jazmines, claveles, madreselvas y azahar que lo inundan todo contribuyen a que se viva un ambiente que embruja y hace que nos enamoremos de estas tierras de larga y profunda historia. Los barrios de San Lorenzo, Alcázar Viejo, Judería, San Pedro, Santa Marina, etc, repletos de macetas que lucen flores abiertas como si quisieran ofrecernos como regalo sus pétalos de olorosas fragancias.

fotografia

fotografia

Muchos visitantes que llegan a Córdoba se van directos a ver la mezquita-catedral de Córdoba que se encuentra situada junto al río Guadalquivir. Es la construcción islámica más conocida y más grande del mundo y recorrerla es visita obligada, no obstante, el auténtico sabor andaluz se vive recorriendo los patios donde los cordobeses han puesto el empeño y el esfuerzo para que en estos días luzcan con todo su esplendor. Para vivir y sentir el alma cordobesa la mejor opción es alojarse en algunos de los establecimientos que disponen de patio y vivir el despertar con los miles de aromas que desprenden las flores que traen la magia que se desprende del lugar.

fotografia

Saborear la rica gastronomía cordobesa en cualquier terraza de los establecimientos de hostelería que se encuentran en los patios son momentos para no olvidar por la tranquilidad y paz que se respira lo que invita a repetir un año más. A destacar es el carácter solícito de los cordobeses que se caracterizan por su alegría y hospitalidad, siempre amables y atentos para hacer que los visitantes disfruten de unas fiestas que en primavera no tienen igual.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: