fotografia

Salta la alarma cuando personas conocidas sufren percances que ponen de relieve que no se debe forzar la máquina. No somos de piedra aunque nos empeñemos en hacernos los fuertes. Pero... ¿cómo funciona el corazón?. Situado entre los pulmones, inclinado hacia la izquierda se apoya sobre el diafragma detrás del esternón. La masa muscular que lo forma recibe el nombre de miocardio que es un tejido muscular que funciona de forma automática.

fotografia

En su interior se encuentran cuatro cámaras, dos aurículas y dos ventrículas que permanecen separadas por las válvulas tricúspide (derecha) y mistral (izquierda). Paredes musculares separan la parte derecha de la izquierda que actúan como dos corazones coordinados con un mismo objetivo, distribuir la sangre. La parte izquierda se encarga de la sangre arterial rica en oxígeno y la derecha para la parte venosa, más pobre en oxígeno. La sangre recoge oxígeno al pasar por los pulmones y el corazón la impulsa y distribuye por todo el cuerpo.

fotografia

Cuando la sangre ya se encuentra sin oxígeno regresa de nuevo al corazón para que este la mande de nuevo a los pulmones a recargar oxígeno y el ciclo se repite nuevamente. Este perfecto proceso que hace que la sangre permanezca en continuo movimiento hace que funcione la vida celular por lo que cuando algo falla y existe alguna alteración en el corazón repercute en todo el organismo y se producen trastornos cardiovasculares como miocardiopatía, enfermedad vascular, cardiopatía esquémica, etc. Los síntomas suelen ser un fuerte dolor en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones anormales en los latidos del corazón, etc. Nuestro corazón es una válvula muy sensible... ¿Le damos la importancia que tiene?, no siempre, por eso protesta...

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: