Convivir en pareja

Convivir la mayoría de las veces es complicado, cuando se da el paso de convivir en pareja los problemas se incrementan

Por regla general, las parejas que deciden iniciar su vida en común se ven envueltas en una borágine de cambios que no siempre se afrontan de igual manera. Cada uno de los integrantes de la pareja, procede de un ámbito diferente, en el que cada uno ha tenido también unas reglas y formas de comportamiento distintas. Por lo que al intentar acomodarse a la nueva situación los conflictos surgen con rapidez.

Dar el paso de irse a vivir con la pareja

Después de un tiempo en el que las parejas se han dedicado a conocer al otro, sienten la necesidad de dar un paso más y deciden iniciar la convivencia en común. Aunque es una decisión meditada por ambos, a veces surge la frustación y piensan que quizás se precipitaron al dar el paso. 

Realmente no son problemas que en general tengan mucha importancia, pero si juegan un papel importante que contribuyen a que la relación se deteriore. Aspectos tan insignificantes cómo cuando lavar los platos, ordenar la ropa en los cajones o, el modo en el que se debe preparar la ropa del día siguiente, se convierten en el verdadero dolor de cabeza que marca el inicio de la convivencia.Solo son un pequeño ejemplo ya que los encontronazos pueden aparecer por mil motivos más. 

Encontrar el punto en el que convivir no sea un dolor de cabeza

Cada miembro de la pareja, tiene su propia forma de ser, su propia personalidad y su propio carácter, a eso se le puede añadir que cada uno también tiene sus manías o costumbres y estas a veces cuesta demasiado cambiarlas, incluso hay veces que es imposible hacerlo. 

En algunas ocasiones se termina por aceptar el modo de comportarse del otro, o que realmente no lo hagan pero prefieren permanecer callados para no herir a la pareja. 

Para llegar a un acuerdo, lo más sensato es sentarse con la pareja y hablar sobre aquellos aspectos que molestan del otro. Tratando de que entienda que las cosas tienen que cambiar y, por supuesto los dos tienen que poner de su parte para que la convivencia funcione bien. 

Convivir en pareja, se basa en un pilar fundamental como es el diálogo, exponer los motivos por los que no se está cómodo con los desencuentros que se producen. La tolerancia con el otro es importante, puesto que si se es impositivo y autoritario nunca se podrá tener una buena convivencia. 

 

 

 

 

 

Convivir en pareja

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: