fotografia

El enorme edificio que alberga el Museo de la Biblia no se encuentra en Tierra Santa como se podría pensar sino que abrió sus puertas en 2017 en Washington con más de 40.000 objetos entre los que se encuentra una importante colección privada del multimillonario americano Steve Green. En declaraciones a periodistas, este rico coleccionista ha manifestado que su objetivo no es evangelizar sino educar sobre el cometido que tiene la Biblia y de que forma influye en la humanidad.

fotografia

fotografia

Una parte de la exposición también trata el desagradable tema de la esclavitud ya que las escrituras en ocasiones se han utilizado como argumento. Muy cerca del Capitolio, el edificio del Museo de la Biblia tiene ocho plantas donde se encuentra un teatro, un restaurante, una sala de conferencias, un salón de baile, etc, la entrada es gratuíta, no obstante, se sugiere a los adultos que dejen un donativo de 15 dólares. Pese a que el magnate Steve Gleen reitera que "es una visión periodística de la Biblia" no falta quien recela de este ambicioso proyecto dado que todos  los miembros del consejo que dirige el museo son conservadores evangélicos.

fotografia

fotografia

Una de las curiosidades que destaca es la Biblia que perteneció a Elvis Presley, también varios ejemplares de la Torá, (el libro sagrado de los judíos) como también una Biblia conocida como la "Biblia de los Pecadores" o "Biblia Inmoral" que data de 1631 donde se comen el "no" del séptimo mandamiento que se refiere a "no cometerás adulterio". De esta Biblia se cuenta que el rey Carlos I enfadado multó a los editores, les quitó la licencia y mandó quemar los ejemplares pero algunos se salvaron y por los que se han pagado precios desorbitados.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: