fotografia

Hay épocas del año donde hace su aparición el estrés, Algunas veces es tras la fiestas navideñas donde se ha realizado un esfuerzo poco habitual con las preparaciones de comidas especiales, visitas, (algunas veces poco deseadas), otras tras un periodo de trabajo agotador y duro o las preocupaciones de una separación o divorcio donde el cerebro ha estado en tensión con pocas horas de reposo por la falta de horas de sueño reparador. El estrés es muy común en nuestra sociedad actual donde la crisis hace estragos y uno tras otro se suceden acontecimientos negativos que nos hacen estar en tensión.

fotografia

El estrés desgasta el aspecto físico y hace aparecer signos de vejez antes de hora sin que nosotros mismos nos demos cuenta, estar estresado es lo opuesto de estar relajado, y algunas veces no es negativo del todo ya que algo de tensión nos impulsa a tener actuaciones más dinámicas y estimula la vida familiar y laboral, mientras que no sea de una forma exagerada que nos afecte a la salud. Cuando se sobrepasa ciertos límites, la tensión por el estrés ataca al sistema nervioso y entonces se enferma y puede aparecer la depresión que en ocasiones tiene fatales consecuencias si no se trata adecuadamente.

fotografia

Tras realizar algún esfuerzo agotador o un episodio que nos haya alterado la vida cotidiana, debemos auto analizarnos y ver en que medida nos está atacando el estrés;

1º Ver si tenemos problemas para concentrarnos.

2º Si nos produce una molestia escuchar a los demás.

3º Si nos sentimos impacientes y nerviosos.

4º Si nos cuesta conciliar el sueño.

5º Si ya no nos divierten las cosas que antes nos gustaban.

Si tenemos estos síntomas hay que hacer un alto, rebobinar y empezar a tomar medidas.

fotografia

Conviene tomar cada mañana una infusión de hierbas relajantes, manzanilla, espino, flor de azahar, etc. Si hay posibilidad, tomarse unas vacaciones y si no es posible, cerrar el móvil y el ordenador y irse un fin de semana a un hotel a desconectar totalmente del entorno habitual. Algunos expertos recomienda bostezar con frecuencia pues algo tan simple aumenta el oxígeno del cuerpo y libera tensiones. La hidroterapia relaja los músculos y da equilibrio al metabolísmo. Después de un baño, muy relajante es frotar todo el cuerpo con una esencia que puede ser de lavanda, eso produce un gran bienestar. También comer cada día un buen puñado de nueces, son fuente de vitaminas y favorecen el sistema nervioso.

fotografia

fotografia

Si tras tomar varias medias no se consigue aliviar el estrés, es hora de visitar a un quiropráctico que es quien puede ayudar a nuestro cuerpo a recuperar su capacidad innata de comunicación entre todos sus órganos. La quiropraxia es una técnica que sabe en que forma se debe tratar a cada paciente y corrige las subluxaciones vertebrales que pueden generar tensión sobre los nervios produciéndonos con sus manos el deseado relax tan deseado y necesario.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: