Se presentan con frecuencia, situaciones que resultan molestas, tanto en el trabajo como en el ámbito familiar y que nos hacen saltar y dar contestaciones algunas veces fuera de tono para mostrar el enojo. Estas situaciones provocan algunas veces resultados nefastos para la convivencia con los demás.

fotografia

Si bien no es bueno reprimir demasiado nuestras frustraciones o contratiempos, puesto que estos suelen ser el origen de algunas depresiones, si es bueno tener aplomo y serenidad ante situaciones adversas y recordar que la comunicación es lo mas importante para tener éxito con los demás. Cuando se trata de controlar las emociones ante situaciones negativas, bien en el trabajo, en la familia o vecinos, resulta algunas veces difícil reprimir la contrariedad, por ello hay que hacer un pequeño examen de la situación antes de precipitarse con opiniones poco meditadas y hacer algo de autocrítica para ver con más claridad la situación.

 

fotografia

En el ámbito familiar es donde suelen desarrollarse muchas veces, situaciones de estrés que propician enfrentamientos y es donde más necesario se hace el control de las emociones, pues los reproches y malos modos pueden dar al traste con la convivencia en pareja. Por ello es tan importante saber canalizar las emociones, no reprimirlas pero tampoco exteriorizarlas de forma estrepitosa. La exagerada represión de los sentimientos puede convertir a una persona más o menos tranquila en nerviosa, intranquila y agresiva. Por ello la gran importancia que tiene el saber dialogar y comunicarse de forma cordial con todas las personas que componen nuestro entorno.

fotografia

La solución parece fácil en teoría, pero es algo más complicada en la practica y hay que hacer un esfuerzo para exteriorizar nuestros sentimientos de forma que reflejen el problema pero sin acompañarlo de reproches. La comunicación es el factor primordial puesto que no hay que olvidar nunca que muchos de los problemas que surgen en la convivencia, no siempre toda la culpa es de los demás. Algo de autocrítica nos puede ayudar a relativizar y comprender la situación y a controlar nuestra propia situación.

fotografia

Lo cierto es que todos deseamos ser felices, pero hay que entender que la felicidad no es un estado permanente. Nos damos cuenta de que no somos felices cuando algo nos perturba y exaspera pues en realidad cuando somos felices no nos damos ni cuenta. Por ello es tan importante canalizar nuestras sensaciones para mantener el tan necesario equilibrio para una convivencia feliz y satisfactoria.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: