Estaba viendo un programa de tele hace un rato; concretamente, tele-cutre. Varios “contertulios” del programa “Sálvame” arremetían contra los controladores aéreos con ferocidad de fiscales en el jucio de Nuremberg ante asesinos de lesa humanidad. Parece que lo que más les molestaba era lo que ganaban, “olvidando” que ellos cobran hasta tres y cuatro veces que estos controladores por estar ahí sentados diciendo sandeces. Al parecer, ellos se lo ganan bien ganado. Belén Esteban, el Matamoros  y compañía.

 

No es que les dé la razón a los controladores aéreos en su huelga salvaje, pero me empieza a fastidiar toda la manipulación alrededor de este tema. Vamos en dirección al pensamiento único. Gobierno y medios de comunicación aliados para decirnos y recordarnos constantemente lo que tenemos que pensar y cómo tenemos que hacerlo. Tenemos que aplaudir un estado de alarma y una militarización de un colectivo civil. Y la gente, efectivamente, aplaude. Nadie soporta que los controladores se ganen la vida tan bien; esa es su mayor ofensa.

No importa que la manipulación sea burda. Según gobierno y medios de comunicación, todos los afectados eran honrados mileuristas que habían ahorrado como hormiguitas para pagarse unas vacaciones. Yo no niego que haya casos de estos, pero la gente que yo conozco que iba a regalarse unas vacaciones en avión antes de los gastos de Navidad, no se ajustan a este perfil, para nada. Esquiadores que prefieren Suiza a los Pirineos, viajeros ávidos de sol en las Canarias o en el Caribe, gente que iba “de compras” a Londres o Nueva York. En cambio, de los mileuristas y parados que conozco, ninguno salía de casa en todo el puente; el que más se iba en el coche un par de días a alguna playa cercana.

Me preocupa pensar que vamos hacia un modelo de sociedad en el que la preparación y el trabajo especializado no cuentan para nada o, incluso, cuentan en contra. Si tuviera un hijo estudiante quizás le debería aconsejar que se apuntase a las litronas y pasara de todo, porque estudiar sólo le va a servir para que el día de mañana se le echen encima por ganarse bien la vida. Porque luego, en los bares, en los foros de internet, ves a gente que nunca se ha esforzado para nada en su vida echando la culpa a los que sí lo han hecho de sus dificultades.

 

(Foto: cfoto/canstockphoto)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: